Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez de Vigo inaugura el primer albergue del Camino de Santiago acondicionado para peregrinos con discapacidad

El ministro de Educación, Cultura y Departe, Íñigo Méndez de Vigo, ha inaugurado este domingo el primer albergue del Camino de Santiago acondicionado para alojar a peregrinos con discapacidad motora, ubicado en la localidad palentina de Villalcázar de Sirga.
Antes de la inauguración, Méndez de Vigo ha recorrido una etapa del Camino de Santiago junto a tres personas de movilidad reducida.
El ministro, tras concluir la etapa, la comprendida entre las localidades de Población de Campos y Villalcázar, ha aseverado que realizar el Camino de Santiago constituye una "experiencia única".
Méndez de Vigo estuvo acompañado por el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés Sanagustín; la delegada del gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro; la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén; el subdelegado del Gobierno en Palencia, Luis Miguel Cárcel y el alcalde de Villalcázar de Sirga, Moisés Payo.
El nuevo albergue ha sido adaptado por la Orden de Malta y ha contado con una subvención de la Diputación de Palencia de más de 13.700 euros para mejorar las condiciones de uso de los peregrinos, su adaptación a personas de movilidad reducida y la mejora de su instalación eléctrica.
Con estas actuaciones se permite ofrecer un servicio adecuado a los usuarios del albergue de peregrinos, principalmente del Camino de Santiago, lo que supone una contribución al desarrollo turístico y económico de la zona.
El centro tiene capacidad para 30 peregrinos y está acondicionado para alojar a al menos cinco personas con discapacidad motora. El albergue que ya comenzó su actividad el pasado domingo 2 de junio, abrirá sus puertas en la época de mayor afluencia de peregrinos desde mediados de abril hasta mediados de septiembre, y contará con la colaboración de cuatro voluntarios que harán la tradicional figura de hospitaleros, velando por el cuidado de los peregrinos y del albergue.
Este nuevo albergue se suma a los proyectos ya existentes de la Orden de Malta a lo largo del Camino de Santiago, el albergue de Cizur Menor (Pamplona) y el puesto de socorro de la Catedral de Santiago.