Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Meyer (IU) denuncia ante Bruselas que España retire la tarjeta sanitaria a los parados que salgan del país

El PP asegura que los desempleados que mantengan su residencia no perderán la tarjeta aunque vayan al extranjero
El eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, ha denunciado este miércoles en una interpelación parlamentaria dirigida a la Comisión Europea la decisión de las autoridades españolas de retirar la tarjeta sanitaria a los parados que pasen más de tres meses en el extranjero por considerar que vulnera la legislación comunitaria.
"En un momento en el que cientos de miles de desempleados, especialmente jóvenes, se ven forzados a abandonar España para poder encontrar un empleo, el Gobierno vuelve a golpearles retirándoles la cobertura sanitaria", ha dicho Meyer en un comunicado.
"Esta medida afectará principalmente a los desempleados y trabajadores precarios que tarden más de 3 meses en encontrar un trabajo en un país extranjero, dejándolos absolutamente desprotegidos", ha resaltado el eurodiputado de IU.
En su opinión, "retirar las prestaciones sanitarias a las personas inactivas que dejen el país por 90 días, no solo supone un atentado contra el derecho fundamental a la salud de los migrantes, sino que viola expresamente la propia legislación europea aplicable en dicho ámbito".
Para Meyer, si se mantiene la residencia habitual pese a realizar una estancia de más de tres meses en un país extranjero, no existiría base jurídica para retirar la cobertura sanitaria a los trabajadores inactivos.
Por su parte, el Grupo Parlamentario Popular en el Congreso ha aclarado que los parados que pierdan la prestación o el subsidio por desempleo seguirán manteniendo su tarjeta sanitaria española aunque pasen más de 90 días en el extranjero siempre que mantengan la residencia en este país, por lo que podrán ser atendidos tanto en España como en el país de acogida.
Así lo ha asegurado el portavoz de Sanidad del PP en la Cámara Baja, Rubén Moreno, después de que haya entrado en vigor la enmienda que introdujo su grupo en la Ley de Presupuestos para limitar el derecho a la tarjeta sanitaria a aquellos ciudadanos que ya no eran residentes en España.