Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Migreurop denuncia que la UE pretende una "caza al inmigrante irregular"

La red Migreurop ha denunciado este viernes que la operación policial 'Mos Maiorum' ('las costumbres de los ancestros') que se pondrá en marcha en la UE a partir del próximo lunes es una "caza al inmigrante denominado irregular" y llama a las autoridads a cumplir la legalidad y respetar los Derechos Humanos.
En un comunicado, la red se refiere así a la macro operación policial aprobada por el Consejo de la Unión Europea que se detalla en un documento clasificado y filtrado hace unos días por una plataforma civil de observación de los Derechos Humanos en Europa.
'Mos Maiorum', como se ha bautizado, quiere redibujar los mapas de la migración irregular hacia Europa, para lo que pide a los Estados miembros que detengan a inmigrantes sin permiso de residencia y les interroguen sobre cuestiones concretas en relación a su viaje o el modo en que consiguieron cruzar las fronteras.
"Es muy significativo que cuando todo tipo de instancias e instituciones internacionales alertan sobre la tragedia que se está viviendo en el Mediterráneo, donde según la OIM en lo que va de año se ha alcanzado la cifra de fallecimientos más alta en el mundo, con más de tres mil personas ahogadas, los esfuerzos se centren en el despliegue de medios policiales para la identificación y detención", dice Migreurop.
En este sentido, denuncia el "enfoque puramente securitario" que deja de lado "cualquier consideración relativa al respeto y a la garantía de los derechos de estas personas".
Migreurop incide en que el 23 de septiembre finalizó otra macro operación policial desarrollada en 34 países, coordinada por Europol y denominada Arquímedes, que culminó con la detención de 1.027 personas, y en cuyo marco, Italia y FRONTEX detuvieron a 170 contrabandistas e identificaron a 10.000 migrantes en toda la UE.
"En ambas operaciones asistimos a la estigmatización de la población inmigrante. La excusa del combate contra la criminalidad acaba criminalizando ante la opinión pública a las personas inmigrantes", afirma esta red de ONG.
Además, llama la atención sobre el hecho de que "nada se dice" en la descripción de la operación policial sobre "la forma y los criterios que se tendrán en cuenta a la hora de llevar a cabo las identificaciones", para recordar que las basadas en el perfil étnico son "discriminatorias e ilegales".