Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas celebran el día del Orgullo homosexual en todo el mundo

Cientos de integrantes de la comunidad Travesti, Transgénero, transexual, Lésbico, Gay y Bisexual participaron en la Marcha del Orgullo Gay realizada por las calles de Méxicotelecinco.es
Miles de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales han celebrado este sábado el 30 aniversario del Día del Orgullo en numerosas ciudades de España. En Roma, Bulgaria, Berlín y Jerusalén también han salido a las calles a reivindicar los derechos sociales de las minorías. El responsable de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONGs del PSOE, Pedro Zerolo, aprovechó para pedir al presidente del PP, Mariano Rajoy, que retire el recurso de inconstitucionalidad contra la ley que regula el matrimonio entre personas del mismo sexo.
Las manifestaciones se extendieron por toda España bajo una misma bandera, la del colectivo homosexual y bisexual, que lleva los colores del arco iris, y con una misma meta, la de hacerse visibles, la de reivindicar su condición frente a las posibles tentaciones de marginación social a causa de su inclinación.
En Madrid, centenares de personas han celebrado el Día del Orgullo con una caravana por la visibilidad que ha recorrido tres localidades del sur de la Comunidad: Getafe, Fuenlabrada y Alcorcón.
El presidente de la organización de este colectivo en Madrid ha destacado la importancia de esforzarse por la visibilidad en poblaciones "menos acostumbradas" a ésta. En Barcelona, unas 2.000 personas se manifestaron centrados en la principal reivindicación de este año, para que las lesbianas salgan del armario.
Los manifestantes marcharon por las Ramblas disfrazados y abanderando el estandarte del arcoiris. Los organizadores leyeron un manifiesto para reclamar un estado laico y cuestionado el que la iglesia trate de imponer su doctrina y diga lo que está bien o mal.
Marchas en Latinoamérica y Europa
Miles de gays y lesbianas abarrotaron las calles de la ciudad de México para pedir derechos y libertad. Algunos vestidos de manera extravagante, en pareja, besándose, con trajes de colores y la bandera gay como un complemento más convirtieron la capital mexicana en un singular núcleo de colores y diversidad.
En Bulgaria, la manifestación fue interrumpida por un grupo de extrema derecha que atacó a los participantes con piedras, huevos y cócteles molotov. Los antidisturbios han detenidos a 60 personas. El jefe de la Iglesia Ortodoxa Cristiana ha calificado la marcha de "inmoral y pecaminosa" y el Mufti musulmán dijo que la homosexualidad era una enfermedad.
En la República Checa se han repetido los incidentes con los intolerantes que trataron de interrumpir la marcha, que tuvo que ser acortada. La Policía arrestó a tres personas.
La marcha más multidudinaria ha tenido lugar en Berlín, donde participaron 500.000 personas. Al frente de la manifestación que llegó hasta la puerta de Brandenburgo, marchó Rudolf Brazda, de 95 años, el último superviviente de los homosexuales encerrados en campos de concentración por su condición sexual.
En Jerusalén, la primera marcha en muchos fue acompañada de una contramarcha organizada por hebreos ortodoxos que portaron carteles donde pedían "no sodomizar a Israel". A pesar de todo, los organizadores aseguran que la participación de 3.000 personas confirma el éxito de la manifestación.ZA