Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas piden en la calle la derogación de la Ley del Aborto

Los manifestantes han iniciado alrededor de las 12 horas la Marcha Internacional por la Vida 2010, detrás de una gran pancarta con el lema "España Vida Sí. En democracia se escucha al pueblo".
Al acto, convocado por unas 270 asociaciones antiabortistas, entre ellas Derecho a Vivir, HazteOir.org o Médicos por la Vida, se han unido algunos políticos del PP como el portavoz del grupo popular en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja.
A pesar del frío, la marcha, que encabezan los representantes de las organizaciones convocantes y Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, la niña asesinada en Huelva, transcurre en un ambiente festivo y los manifestantes van acompañados de una carroza con música.
Los asistentes, que portan banderas rojas con el nombre de Derecho a Vivir, con un corazón que tiene una sonrisa, corean frases como "vida sí, aborto no".
Tras recorrer la calle Alcalá, desde la Plaza de Cibeles, la manifestación concluirá en la Puerta del Sol, donde se ha instalado un escenario, en el que durante el recorrido se suceden actuaciones musicales en directo, en un acto amenizado por María Eugenia Marcos, del programa los Clones de Intereconomía, y Carlos Moreno "El pulpo", de la Cadena 100.
Una vez que la cabecera de la marcha llegue a Sol, habrá intervenciones de varias personas, entre ellas, Juan José Cortés, padre de Mari Luz; Joaquín Montero, representante de Socialistas por la Vida; e Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org y Derecho a Vivir, que leerá un comunicado de World Congress of Families, que agrupa a entidades pro-vida de 65 países.
La periodista Sonsoles Calavera leerá el manifiesto final "España Vida Sí", tras lo cual habrá un minuto de silencio y sonará un réquiem "por las muertes que va a generar la ley", según los organizadores.
Está previsto que el acto concluya con una suelta de globos