Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de personas despiden a la mujer fallecida a manos de su pareja en Pozoblanco (Córdoba)

Miles de personas, según fuentes municipales, han acudido en la tarde de este miércoles a la parroquia de Santa Catalina en Pozoblanco (Córdoba) para la misa por el fallecimiento de María de los Ángeles Santos López, de 47 años de edad, a manos presuntamente de su pareja, Javier Fernández Pozuelo de 37 años, quien se suicidó tras cometer el crimen, al parecer con un arma blanca.
En este sentido, las citadas fuentes han informado a Europa Press de que la asistencia a uno de los mayores templos de la zona ha sido multitudinaria, y posteriormente, a las 20,45 horas, la Asociación de Mujeres Ventana Abierta de Pozoblanco ha convocado una concentración en las puertas del Ayuntamiento de la localidad, como acto de "repulsa", tras el realizado esta mañana en el mismo sitio y al que han acudido unas 800 personas, para guardar cinco minutos de silencio, además de distintos actos que se han celebrado en los Centros de Atención a Personas con Discapacidad Física (CAMF), donde trabajaba la fallecida, o la Subdelegación del Gobierno, entre otros.
Mientras, el municipio vive tres días de luto, decretados este miércoles en un Pleno Extraordinario, tras la muerte de María de los Ángeles, de la que "no constaban denuncias previas" contra su presunto agresor, mientras que supuestamente dicho varón había tenido una orden de alejamiento de su madre, según fuentes cercanas al caso.
Dicho suceso ha sentado "muy mal" en el pueblo, según agregan las fuentes municipales, dado que "es habitualmente muy tranquilo y este verano ya se produjo otro asesinato por violencia de genero", recuerdan, a lo que añaden que en este caso la pareja era "relativamente joven".
En concreto, la Guardia Civil de Córdoba desplazó a efectivos del cuerpo en la tarde de este martes para investigar las circunstancias en las que habían aparecido los dos cadáveres en el domicilio de la calle Góngora, sin que se descarte ninguna hipótesis, después de que el primer aviso, recibido en los servicios de emergencias 112, por un particular en torno a las 18,15 horas, daba cuenta de una posible agresión, y que los cuerpos podrían presentar indicios de violencia, motivo por el que podría tratarse de un supuesto caso de violencia de género.
LOS HECHOS
La víctima, María de los Ángeles Santos López, era trabajadora del Centro de Atención a Personas con Discapacidad Física (CAMF). Precisamente, fue el centro quien avisó a una hermana para informar de que a las 15,00 horas no había acudido al trabajo y de que no podían localizarla. La familiar acudió a su vivienda, donde le abrió la puerta el presunto agresor, Javier Fernández Pozuelo, quien le dijo supuestamente que no pasara porque había matado a su hermana.
El individuo cerró la puerta y la mujer avisó al 112. Así, las fuerzas de seguridad se presentaron en el domicilio, donde encontraron ya los dos cuerpos sin vida. Al lugar se desplazaron Policía Local, Guardia Civil, policía judicial y científica, así como el juez. El cuerpo de la mujer apareció en la cocina con al menos cuatro puñaladas en el pecho, mientras que el cadáver del agresor fue hallado en un dormitorio con una profunda herida de arma blanca en el cuello. Los vecinos dijeron que a media tarde escucharon "muchos golpes" en el interior del domicilio.
María de los Ángeles, separada hace ocho años del que fue su marido, convivía con su actual pareja desde hace un tiempo en la calle Góngora, cerca del centro histórico y comercial de la ciudad de Los Pedroches. No tenían hijos. A última hora de este martes, el juez de guardia decretó el secreto de las actuaciones.
Al respecto, el alcalde de Pozoblanco, Pablo Carrillo, ha comentado este martes en las puertas del domicilio que este caso es "muy duro" para el municipio y ha calificado el suceso de "lamentable", después de que el 16 de junio de 2013, Pozoblanco fue precisamente la localidad que registró el segundo episodio de malos tratos en la provincia, donde la víctima, una mujer de 81 años, murió supuestamente a manos de su marido, un hombre de 80 años que también se quitó la vida.
Mientras tanto, la Plataforma Cordobesa contra la Violencia sobre la Mujer ha condenado el caso, y a tal efecto su portavoz, Carmen León, ha expresado su "dolor, rabia e impotencia" por el suceso.