Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 40 empresas sociales de Momentum Project de BBVA y ESADE en España facturan 35 millones de euros

El 'Social Investment Day', celebrado de forma simultánea en España y México
Los 40 emprendimientos sociales de Momentum Project en España, iniciativa puesta en marcha por BBVA y ESADE, con la colaboración de PwC, han facturado 35 millones de euros y emplean a cerca de un millar de personas en el país, según ha detallado a Europa Press la directora de Programas Sociales de BBVA, Lidia del Pozo, con motivo de la celebración del 'Social Investment Day', en el Campus BBVA La Moraleja (Madrid).
Del Pozo ha precisado que los proyectos han causado un impacto sobre un millón de beneficiarios por lo que estas empresas constituyen "un referente en España". "No son empresas que hacen caridad, sino que solucionan un problema social de forma sostenible y además lo hacen creando empleo, manteniendo empleo y creciendo", ha apostillado.
Por ello, ha mostrado su satisfacción por un proyecto puesto en marcha con el fin de fomentar el crecimiento de emprendimientos sociales prometedores que "sigue creciendo y ha llegado a donde queríamos llegar: crear un ecosistema de emprendimiento social que va más allá de las 10 empresas que se forman cada año en España". El programa, que también se desarrolla en México --donde también se está celebrando el 'Social Investment Day'-- y Perú, ha formado hasta la fecha a 20 empresas en México y seis en Perú.
Aunque "la columna vertebral" del proyecto no varía en ninguno de los tres países en los que se lleva a cabo (acompañamiento estratégico, formación, financiación y visibilidad), posteriormente "se adapta a la realidad" de cada uno de ellos, según Del Pozo. Así, ha indicado que en México y Perú los proyectos están "más pegados a la pobreza, además de abarcar temas de energía limpia, reciclaje, agua o trabajo con indígenas", entre otros.
En el caso de España, la temática varía, ya que "se están viendo muchas cosas interesantes en el ámbito tecnológico", y los emprendimientos están enfocados a la incorporación de personas en riesgo de exclusión, sobre todo con discapacidad. En este sentido, del cerca de millar de personas empleadas hasta la fecha, el 60% pertenecen a colectivos con problemas de inserción laboral y el 20% son menores de 30 años.
Del Pozo ha recordado que esta iniciativa lo que busca "es el impacto social" ya que se trata "de apoyar a empresas que crean empleo y poner en la palestra a nuevos referentes económicos que, a la larga son estables y generan menos riesgos que otro tipo de empresas"
En el 'Social Investment Day' celebrado en el Campus BBVA La Moraleja (Madrid), los 10 finalistas seleccionados en la IV edición de Momentum Project en España han presentado sus proyectos de expansión a potenciales financiadores tras la fase de formación y el periodo de acompañamiento estratégico.
Posteriormente, han elaborado sus planes de desarrollo con el objetivo de buscar financiación para seguir creciendo. Como en ediciones anteriores, BBVA ha dispuesto un vehículo de inversión, Momentum Social Investment, que se ofrece a los emprendimientos sociales más prometedores financiación a través de préstamos a largo plazo (ocho años) con condiciones especiales y tipos bonificados.
El acto también ha contado con la presencia del consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, quien ha señalado que, entre 2011 y 2013, la entidad ha financiado proyectos por un importe de siete millones de euros, además de seis proyectos en México por unos dos millones de euros.
En esta edición, los emprendimientos sociales seleccionados son Bioservice (Bilbao) --empresa cuya plantilla se compone en un 95% de personas discapacitadas y orientada a la recogida de residuos, principalmente cartuchos de impresora y móviles, para su reutilización o reciclaje--, Concepto Industrial (Pontevedra) --empresa que diseña, fabrica y comercializa este tipo de vidrio con un mínimo impacto en el medio ambiente y además, procurando la integración de personas discapacitadas al ámbito laboral-- y CoShop (Barcelona), una iniciativa de economía colaborativa que agrupa a una comunidad de creadores y diseñadores cuyos productos están elaborados bajo los criterios de producción local 100% y sostenibilidad medioambiental y social.
Asimismo, se ha seleccionado MASS Factory (Barcelona), que busca ayudar a las personas con movilidad reducida convirtiendo las ciudades en lugares más accesibles; MyLife (Barcelona), un proyecto réplica del proyecto británico My LIFE consistente en un programa de aprendizaje para personas con discapacidad intelectual; Siel Bleu (Barcelona), que se propone mejorar la calidad de vida y la autonomía de las personas mayores; y Soulem (Madrid), una empresa de inserción social que fabrica pantallas de lámparas para el sector de la hostelería.
También figuran Huertos de Soria (Soria) --basado en la agricultura alternativa con el cultivo de productos hortofrutícolas y las conservas vegetales y la comercialización de estos productos, así como la inclusión socio-laboral de personas con enfermedades mentales--; Inithealth (Bilbao), dirigido a la concienciación ciudadana con la salud y Fundación Pharos (Cádiz), que busca el bienestar social de personas con adicciones a través de un programa pionero en España de rehabilitación, terapia y recuperación.
MOMENTUM PROJECT, "UN TRAMPOLÍN"
En declaraciones a Europa Press, el presidente de Fundación Pharos, Pablo Navarrete, y el patrono y secretario de la fundación, Gonzalo Goizueta, han explicado que su proyecto se puso en marcha en 2008 con el fin de poner "una experiencia empresarial al servicio de un bien social", teniendo en cuenta que "fuera rentable".
Hasta la fecha, han atendido a cerca de 110 pacientes, de los que el 50 por ciento se han rehabilitado, y cuentan con 14 empleados, algunos de los cuales son voluntarios. Para ello, emplean el 'método minnesota', un programa de recuperación muy conocido en EE.UU..
El proyecto presentado por la Fundación Pharos en Momentum Project consiste en "una expansión a través de franquicias sociales, para desarrollar una tercera fase en consonancia con el programa que se da" ya que, como han detallado Navarrete y Goizueta, "el eslabón débil es cuando los pacientes, después de estar un tiempo en el centro y en la vivienda de reinserción, durante un periodo de seis meses, vuelven a su lugar de origen y el programa se interrumpe o incluso se detiene".
"Es ahí cuando se produce el mayor índice de recaida", detallan, por lo que quieren "crear centros propios que sean receptores finales del paciente en la ciudad de donde venga para que puedan continuar con el programa". Para ello, la idea es crear una veintena de franquicias hasta 2017 --lideradas por personas que lleven más de cinco años recuperadas, "con vocación de ayudar a otros con el mismo problema que han padecido"--, cuya proyección de impacto social es de 1.000 personas atendidas en tres años, además de elevar la tasa de éxito hasta un 80%.
Los responsables de la Fundación reconocen que Momentum Project ha sido "un trampolín" para su proyecto, con el que hubieran llegado a su objetivo pero "mucho más tarde y con más dificultades".
El director de programas universitarios de ESADE Alfred Vernis; el presidente de la Fundación PwC, Enrique Fernández-Miranda; y el director de Responsabilidad y Reputación Corporativas de BBVA, Antoni Ballabriga, se ocuparán de la entrega de diplomas al cierre del evento.