Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montes defiende su actuación en el incendio del fin de semana en Valderredible (Cantabria)

La Dirección General de Montes y Conservación de la Naturaleza, dependiente de la Consejería de Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, ha defendido su actuación en el incendio que se produjo este fin de semana en Valderredible.
Según señalan en un comunicado, Montes tenía activado el nivel 2 de alerta frente a incendios, en Valderredible y el resto de las comarcas del sur de Cantabria, desde el pasado jueves; es decir, con anterioridad al que el viernes se declaró en Valderredible.
Esta activación supuso la "plena dedicación" de las cuadrillas de operarios de Montes, "no sólo" de las comarcas forestales 5 y 6 afectadas (Campoo y Los Valles), sino que también fueron activadas las cuadrillas de otras tres comarcas forestales (comarca forestal 4, 8 y 9) como apoyo a las primeras.
Montes reivindica que "tanto las medidas adoptadas con antelación como la propia actuación de los efectivos empleados en su extinción han sido en todo momento las indicadas y sus resultados los más eficientes".
Así que esta Dirección General desmiente "rotundamente" las "injustificadas" acusaciones del alcalde de Valderredible, Fernando Fernández.
Este departamento señala que los recursos y dedicación "extraordinarios" que implica la activación preventiva de este nivel 2 de alerta permitieron la "rápida intervención" de los efectivos cuando, a las 16:16 horas del pasado viernes, un aviso del 112 notificó a la central de emisoras del Servicio de Montes la presencia de un foco a escasos 150 metros de la localidad de Bustillo del Monte.
"Veinte minutos más tarde", el primer medio del Servicio de Montes se hallaba ya en el lugar del incendio.
Tal y como detallan, con esta proximidad al pueblo, unida a los 35º C de temperatura, un viento de dirección Sur en torno a los 20 km/h y una humedad relativa inferior al 30%, "el fuego hubiera podido alcanzar fácilmente el núcleo urbano si las cuadrillas del Servicio de Montes no se hubiesen empleado a fondo para poner freno rápidamente a este frente que se dirigía hacia Bustillo".
Un fuego que, apuntan, "se inició en una finca particular". "Sorprende que el alcalde haya puesto su atención en algo de lo que parece no entender mucho y no se haya interesado con el mismo afán por las causas que originaron el incendio ni por el riesgo que corrieron, no ya los profesionales entregados a la lucha contra el fuego, sino sus propios convecinos", dicen.
En cuanto a los daños producidos a los árboles, afirman que la práctica totalidad de la superficie arbolada afectada es un robledal de rebollo (Quercus pyrenaica), una especie muy común en la comarca de Valderredible, que presenta mecanismos que facilitan su recuperación tras un incendio, en este caso mediante brotes de cepa y raíz.