Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Mossos investigan la filtración de datos de 5.000 policías de un sindicato

El conseller de Interior advierte de que difundir estos datos es delito
La Unidad Central de Delitos Informáticos (UCDI) de los Mossos d'Esquadra han iniciado una investigación para averiguar quién ha filtrado los datos personales de "más de 5.000" policías afiliados al Sindicato de Mossos d'Esquadra (SME) la madrugada de este martes a miércoles.
En sendas entrevistas en Rac1 y TV3 recogidas por Europa Press, el conseller de Interior, Jordi Jané, ha explicado que la División de Sistemas de Información Policial (DSIP) ha habilitado un número de teléfono que atenderá las 24 horas a los agentes afectados.
Jané ha advertido de que la filtración es "un hecho grave, delictivo, que tiene una repercusión penal" y ha añadido que las personas que hayan accedido a los datos de los agentes no pueden difundirlos.
Ha asegurado que se trata de una información "especialmente sensible" al tratarse de policías, ya que son un objetivo principal del terrorismo yihadista, y que no se puede contribuir a difundir datos sabiendo que se han obtenido de forma ilícita, ya que se estaría cometiendo un delito.
El conseller, que no ha querido interpretar la filtración como un ataque al cuerpo de Mossos, ha dicho que la UCDI llevará a cabo charlas por todo el territorio catalán para dar a conocer consejos de seguridad a todos los policías.