Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muchas personas tienen el ojo izquierdo más pequeño que el derecho

Cameron DiazGtres
Muchas personas tienen el ojo izquierdo más pequeño que el derecho, según ha informado el doctor Francisco Gómez Bravo tras realizar un estudio que ha sido publicado en la revista 'Aesthetic Plastic Surgery'.
Aunque no se han podido averiguar las causas que provocan dicha asimetría, parece que puedan estar implicados factores tanto genéticos como ambientales. Entre estos últimos, la exposición solar que recibe el lado izquierdo de la cara mientras se conduce podría ser una de las causas, ya que provocaría una contracción de la músculos perioculares, haciendo disminuir la apertura palpebral de ese ojo.
"Este estudio ha destacado la importancia de una correcta evaluación del tamaño de los párpados así como de su apertura antes de realizar una blefaropastia. Con ello minimizaríamos las posibles asimetrías post-quirúrgicas", ha señalado el experto, para informar de esta técnica estética es una de las más demandadas en todo el mundo, tanto en hombres como en mujeres.
Ahora bien, esta técnica está indicada en pacientes de todas las edades que presentan un aspecto cansado y sensación de tristeza en la mirada; aquellos que tienen la ptósis palpebral o caída del párpado o exceso de piel; así como aquellos que presenten asimetría postoperatoria o secuelas de intervenciones previas y necesiten una cirugía secundaria para corregir esta situación.
Los efectos de la blefaroplastia son duraderos y evidentes, siendo, a juicio del experto, una de las intervenciones "más agradecidas" y que "mayores satisfacciones" produce gracias a que elimina el aspecto cansado que se refleja en la mirada "rejuveneciendo" el tercio superior de la cara.
"La naturalidad no es un objetivo, es una realidad y las nuevas corrientes estéticas que introduce en España vienen marcadas por un aumento de la complejidad de las técnicas empleadas para conseguir mejores resultados", ha zanjado Gómez Bravo.