Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere en Gijón una mujer por tres disparos de escopeta hechos por su marido

Un policía trasporta la escopeta de caza con la que una vecina de Gijón de 58 años ha sido asesinada hoy tras recibir dos disparos, al parecer tras mantener una discusión con su marido en el domicilio familiar de la calle Roncal, en el barrio gijonés de Pumarín. EFEtelecinco.es
María Isabel González Pereira, de 58 años y vecina de Gijón, falleció esta mañana al recibir, al menos, tres disparos de una escopeta de caza que, presuntamente, disparó su marido, Luis M.C., de 65 años, tras mantener una discusión en el domicilio familiar, informaron fuentes policiales.
Con éste caso son ya tres las mujeres muertas en lo que va de año en Asturias por violencia machista, cifra que se eleva a 22 en todo el territorio nacional, según datos del Ministerio de Igualdad.
El sospechoso tuvo que recargar la escopeta de caza para rematar a la mujer, que fue encontrada por la Policía en el rellano de la escalera de su domicilio familiar.
La mujer posiblemente se encontraba huyendo del principal sospechoso del crimen, que fue detenido por agentes de la Policía Local cuando, ensangrentado, trataba de abandonar su casa, situada en el segundo piso del número 10 de la calle del Roncal, en el barrio de El Llano.
Ésta es la hipótesis que se baraja, según ha informado el jefe superior de Policía de Asturias, Baldomero Araújo, que ha precisado que la mujer recibió al menos tres disparos de una escopeta de caza de cañones paralelos que dispara dos cartuchos, por lo que el agresor tuvo que recargar el arma.
La Policía encontró a la mujer en el rellano del segundo piso aún con vida, aunque los servicios sanitarios no pudieron hacer nada y falleció poco después ante la gravedad de las lesiones que presentaba.
Por el momento, según la Policía, se desconocen las causas que desencadenaron el suceso, aunque algún vecino ha señalado que momentos antes de escucharse los disparos habían oído una discusión.
El hombre, que ha sido trasladado a la Comisaría de Gijón, no había sido objeto de ninguna denuncia de malos tratos por parte de su mujer ni pesaban sobre él órdenes de alejamiento, por lo que no se le había retirado la licencia de armas, que tenía en regla.
Su detención se produjo poco después de las 09.30 horas, a raíz de que un vecino del inmueble llamase al 112-Asturias para alertar de que se habían oído varios disparos.
A lo largo de la mañana la policía ha procedido a la inspección ocular del domicilio de la víctima, en cuyo interior había signos de violencia y donde se encontró el arma utilizada en el crimen.
El delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, ha dado hoy instrucciones a las fuerzas de seguridad para que "se intensifique el celo y la diligencia" ante cualquier sospecha que pueda existir una situación de violencia de género.
El jefe superior de Policía de Asturias, Baldomero Araújo, también ha animado a las mujeres que sufran la violencia machista a denunciar su caso porque hay "suficientes medios" para garantizar su seguridad.
El Ayuntamiento de Gijón, el Principado y el Consejo de la Mujer han convocado también una concentración a las 20:00 horas en la Plaza Mayor de la ciudad para guardar un minuto de silencio en recuerdo de la última víctima de la violencia machista.