Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mujeres víctimas de trata, desplazamiento forzoso o violencia contarán su historia de superación en el Vaticano

Un total de nueve mujeres de nueve países de los cinco continentes, que han sido víctimas de trata, desplazamiento forzoso, violencia, discapacidad física, falta de vivienda, matrimonio precoz o que no han tenido acceso a la educación, contarán sus historias de superación el próximo martes 8 de marzo en el Vaticano con motivo del Día Internacional de la Mujer.
Las ponentes participarán en el evento Voices of Faith, iniciativa de la Fundación Fidel Götz (FGF), que tendrá lugar en la Casina Pío IV bajo el lema 'La misericordia requiere valentía', y que servirá para brindar un reconocimiento al "valor" de estas mujeres que han pasado de la adversidad a convertirse en líderes.
Las ponentes de este tercer evento anual de Voices of Faith han trabajado en el empoderamiento de las mujeres que han sido víctimas de trata de personas, desplazamiento forzoso, violencia, discapacidad física, falta de vivienda, matrimonio precoz y de la falta de acceso a la educación, simplemente por el hecho de ser mujeres.
"Se necesita mucho valor para superar las barreras tradicionales que impiden acceder o brindar educación, para aventurarse en países desgarrados por la guerra, para ayudar a que las víctimas de la guerra crean en la paz. Se necesita valor para perdonar a tu verdugo", ha indicado la directora de Voices of Faith, Chantal Götz.
Entre las participantes, estará Cecilia Flores-Oebanda, que de niña trabajó en Filipinas y fue encarcelada durante cuatro años por su lucha contra la dictadura de Marcos. En 1991 creó la Fundación Foro Visayan, de la que ahora es directora y que combate la esclavitud moderna.
"Lo que he aprendido es que la misericordia empieza teniendo el valor de aceptar que nuestro Dios nos prepara para una misión más importante en la vida, no importa cuán doloroso sea el viaje. Tal vez uno nunca pueda tener valor si no tiene misericordia", aseguró Flores-Oebanda durante un acto.
Tras sus testimonios, tendrá lugar un debate bajo el título 'Lo que quieren las mujeres: una conversación multigeneracional sobre la expansión del liderazgo de las mujeres en la Iglesia', moderado por el director internacional del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), Thomas H. Smolich.