Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Murcia desmiente el cierre de ningún colegio en el que hubiera matriculados

El director general de Infraestructuras de la Región de Murcia, José María Ramírez, ha desmentido que "el cierre de los centros educativos que aprobó el Consejo de Gobierno la semana pasada haya provocado el traslado de alumnos a otros centros".
En concreto, ha explicado, "el cierre de los ocho colegios responde a un trámite administrativo para dar de baja a aquellos que no tienen actividad escolar".
Se trata de centros ubicados en zonas rurales de Cartagena, Águilas, Murcia, Lorca, Mazarrón, Abanilla, Caravaca y Cehegín "en los que no había alumnos escolarizados y, por tanto, no daban servicio a ningún escolar que viviera en esas zonas rurales de la Región".
De ahí que haya insistido en dejar claro que "no se ha suprimido ninguna plaza porque sencillamente no estaban ocupadas", por lo que, en su opinión, "debería ser el Partido Socialista quien explique a dónde se ha dado traslado, a qué alumnos y a qué centros".
Así, ha indicado que "cerrar centros educativos que no tienen ninguna actividad responde al sentido común y cuestionarlo como hace el Partido Socialista responde a la irracionalidad y al desconocimiento de quien está más preocupado de la campaña electoral que de la mejora del sistema educativo murciano".
Para concluir, ha criticado "la falta de sintonía entre el socialismo murciano y la realidad de nuestro sistema educativo, así como el empeño del PSRM en aplicar a la Región, a toda costa y sin motivo alguno, la doctrina de Ferraz sobre los recortes del partido popular en educación", según fuentes de la Comunidad.