Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Casi cinco millones y medio de visitas a los Museos Vaticanos en 2013 despiertan "felicidad" y "preocupación"

Un total de 5,4 millones de personas visitaron en 2013 los Museos Vaticanos, una noticia que para el Vaticano es motivo de "felicidad" pero también de "preocupación" por lo que afecta a las obras expuestas y que les ha obligado a plantearse medidas como regular el flujo de visitantes, ampliar los horarios o eliminar las colas a través de la reserva 'online', según informa el diario oficial del Vaticano, 'L'Osservatore Romano', en su edición para este sábado.
En un artículo titulado 'La folla dei musei' (La multitud de los Museos), el director de los Museos Vaticanos, Antonio Paolucci, explicita que están "felices" porque esta cifra es síntoma de la "buena salud" y la "atracción internacional" que despiertan los Museos Vaticanos --teniendo en cuenta que Gli Uffizi, la colección de arte más visitada de Italia no alcanza los dos millones de visitantes anuales--.
No obstante, también apunta que están "preocupados" porque un número tan importante supone "desgaste" de la colección, "riesgo de daños" y "malestar" de los visitantes que tienen que caminar "en aglomeración" y "estresados".
En cualquier caso, subraya que tampoco pueden "cerrar las puertas de ingreso" a los Museos a aquellas personas que viajan una única vez en su vida a Roma desde Chile, Australia, Canadá o Brasil, por ejemplo, y quieren visitar La Capilla Sixtina, las Estancias de Rafael, el Laocoonte o el Apolo del Belvedere.
En cambio, según precisa, sí pueden "regular el flujo" de visitantes, distribuirlo durante toda la jornada, aumentar el tiempo de apertura o eliminar en lo posible las colas a través de las reservas 'online', medidas que, según explica en el artículo, se han puesto en marcha y perfeccionado durante los últimos años.
El otro empeño de los Museos Vaticanos ante este balance del año, según añade, es "el cuidado metódico y constante" de la colección, por lo que hace hincapié en "las buenas prácticas" como potenciar la manutención ordinaria y extraordinaria y la conservación preventiva.