Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Navarra, primera región en sumarse a la campaña de FEDE y ANADI sobre el uso de bombas de insulina en diabéticos tipo I

El Gobierno de Navarra ha sido el primero de toda España en sumarse a la campaña puesta en marcha por la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI), con el apoyo de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), para concienciar sobre la importancia del uso de las bombas de insulina en personas con diabetes tipo I, tanto en edad pediátrica como en adultos.
De hecho, Navarra ocupa el cuarto puesto en el 'ranking' nacional de comunidades españolas que usan esta terapia como principal tratamiento, superada sólo por Extremadura, Castilla y León y Cataluña. No obstante, FEDE ha avisado de que España está "muy por debajo" de la media europea en la utilización de las bombas de insulina, situándose en el penúltimo puesto de la lista.
En este sentido, el presidente de ANADI, Juantxo Remón, ha recordado que el Complejo Hospitalario de Navarra dispone de una consulta específica para los pacientes mayores de 15 años con diabetes tipo I que necesitan este tratamiento.
"Actualmente alrededor de un 7,5 por ciento de los pacientes con diabetes tipo 1 mayores de 15 años, atendidos en el Complejo Hospitalario, están siguiendo esta modalidad de tratamiento intensivo. Asimismo, desde el servicio de endocrinología infantil se están poniendo infusores a niños, con motivación por parte de todo el equipo. El Servicio Navarro de Salud, a día de hoy, no pone ningún obstáculo al empleo de los sistemas de infusión continua de insulina", ha comentado.
En concreto, la terapia con bomba de insulina en pacientes en edad pediátrica consigue mejorar el control de la diabetes tipo 1 y reducir hasta en 4 veces el riesgo de sufrir hipoglucemias, un problema serio en el caso de los niños, sobre todo por las noches.
Además, disminuye los eventos hipoglucémicos hasta un 53 por ciento al año en niños con diabetes tipo 1 y el número de pinchazos. Asimismo, con este tratamiento sólo hay que cambiar el equipo de infusión cada dos o tres días, pasando así de una media de 5 inyecciones diarias a una cada tres días. Es decir, se pasa de 150 mensuales a 10.
Finalmente, desde FEDE ha avisado de que la "baja" penetración de la terapia con bomba de insulina en España demuestra que "hace falta trabajar" para poner al alcance de los pacientes las herramientas disponibles. "De esta forma se garantizará un mejor control y una mejor calidad de vida de estos pacientes", ha zanjado la organización.