Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Neurofisiólogos del CHN, premiados en un congreso nacional por dos trabajos sobre enfermedades del sueño

El Servicio de Neurofisiología atiende a 16.000 pacientes al año
Dos trabajos de investigación sobre trastornos relacionados con el sueño, realizados por miembros del Servicio de Neurofisiología del Complejo Hospitalaria de Navarra (CHN), recibieron sendos premios en un congreso nacional de esta especialidad, celebrado a principios de octubre en Logroño.
Ambos trabajos, ha explicado el Ejecutivo foral en un comunicado, se presentaron en la LII Reunión Anual de la Sociedad Española de Neurofisiología Clínica en formato de comunicaciones orales. El estudio titulado 'Análisis del manejo de pacientes diagnosticados de síndrome de piernas inquietas tras su paso por una unidad de sueño' recibió el galardón en la categoría de 'Sueño'.
Este síndrome (SPI), de gran prevalencia entre la población (entre un 5-10% en la población general, pero que puede aumentar hasta el 60% en mayores de 65 años), produce hormigueo y molestias en las piernas, principalmente por la tarde-noche, que mejora con el movimiento, y provoca en muchas ocasiones trastorno para conciliar y mantener el sueño.
El estudio se realizó entre 2013 y 2014, conjuntamente con neumólogos de la Unidad del Sueño, y en él se analiza con detalle qué ocurre con los pacientes tras el diagnóstico del trastorno, se identifican los problemas más habituales de dicho proceso, se exponen los puntos de mejora y las medidas que lo solucionan. Los autores fueron los especialistas I. García de Gurtubay; M.T. Alonso; B. Martín; G. Azcona; J.A. Cascante y G. Morales.
Por su parte, el segundo trabajo fue premiado en la categoría de 'Electroencefalografía' y lleva como título 'Comparación de tres sistemas de cuantificación del SWI en pacientes con Estatus Epiléptico del Sueño Lento (ESES) definido. Variabilidad inter-método e inter-observador'.
En él se comparan los métodos de análisis de la actividad cerebral en un trastorno de difícil diagnóstico, el ESES, que produce encefalopatía y epilepsia en la edad infantil. Está firmado por los doctores G. Azcona, I.García de Gurtubay; M.T. Alonso; y G. Morales, así como por los neuropediatras M.E. Yoldi y S. Aguilera.
UNOS 16.000 PACIENTES AL AÑO
El Servicio de Neurofisiología del Complejo Hospitalario de Navarra, han detallado desde el Gobierno foral, se encarga de la realización, mediante aparataje específico, de pruebas funcionales del sistema nervioso central y periférico, clasificadas en cinco áreas.
En concreto, en el área de electroencefalografía (EEG) se realizan las diferentes técnicas que estudian la actividad eléctrica cerebral. En el área de electromiografía (EMG) se estudian principalmente trastornos de los nervios y de los músculos, mientras que en el área de Potenciales evocados, se realizan técnicas para estudiar la audición, la vista y la sensibilidad. Por su parte, en el área de monitorización intraoperatoria (MIO), se actúa en los quirófanos para realizar diferentes técnicas que prevengan lesiones mientras el paciente es sometido a un acto quirúrgico.
Por último, en el área de sueño, se trabaja en la Unidad Multidisciplinar de sueño ubicada en la 5º planta de HVC, donde de forma conjunta con miembros del Servicio de Neumología se estudian los diferentes trastornos de sueño.
Con una plantilla de 34 profesionales sanitarios y no sanitarios, atiende las peticiones de exploraciones realizadas tanto desde los centros de salud como en los hospitales de la red pública de toda Navarra, dando cobertura incluso a solicitudes de comunidades autónomas limítrofes, con una actividad asistencial de 16.000 pacientes al año.
A ello hay que sumar la actividad docente, con la formación de Médicos Internos Residentes (MIR) de la especialidad, incluida la de MIR procedentes de otras comunidades autónomas durante estancias temporales; y la colaboración con la UPNA (prácticas del máster de Ingeniería Biomédica, proyectos de fin de carrera, o tesis doctorales).
En cuanto a la actividad investigadora, en 2013 realizó 25 comunicaciones y publicaciones tanto nacionales como internacionales, y sus miembros participan actualmente en líneas y proyectos de investigación con el Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra, con la UPNA y con Navarrabiomed-Fundación Miguel Servet.