Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Norgine lanza al mercado 'Ziverel', el primer tratamiento protector de la mucosa esofágica

Los Laboratorios Norgine de España han lanzado al mercado 'Ziverel', el primer tratamiento destinado a proteger la mucosa esofágica y aliviar rapidamente los síntomas relacionados con la enfermedad de reflujo gástrico (ERGE).
"Se trata de una innovación terapéutica que da respuesta a muchos pacientes que hasta ahora no contaban con ningún tratamiento destinado a proteger y reparar el epitetio esofágico, esa piel que no se ve", ha afirmado la directora médico de Norgin Iberia, Tatiana Vilchez.
'Ziverel' está formulado con ácido hialurónico y sulfato de condroitina, que ejercen una labor de protección y reparación de la mucosa dal esófago; y también incluye un componente con alta capacidad termoadhesiva, poloxámero 407, que favorece la permanencia de estos principios activos en la super ficie de la pared esofágica, lo que permite prolongar su efecto.
Entre los síntomas relacionados con el reflujo gástrico que el nuevo fármaco alivia están la pirosis, el dolor epigástrico, la regurgitación, la tos irritativa y la disfonía. Esta enfermedad puede acompañarse de lesiones inflamatorias erosivas de la mucosa esofágica y se ve agravada por la posición supina, por lo que los síntomas pueden empeorar durante la noche.
El especialista en Digestivo del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, el doctor Manuel Rodríguez-Téllez, ha afirmado que una de las posibles aplicaciones de 'Ziverel' "es su combinación con los inhibidores de la bomba de protones (IBP) en ERGE, tanto en adultos como en niños, y en quienes hay temor a altas dosis con IBP o no le funciona", ya que en más del 30 por ciento de personas, la terapia con IBP no logra resolver totalmente los síntomas. Además, la respuesta a los IBP es parcial o limitada en algunos pacientes con síntomas de enfermedad de reflujo no erosiva (ERNE), una enfermedad en la que acaban derivando la mayoría de afectados por ERGE.
En el estudio clínico 'Ziverel' ha demostrado que es eficaz en el alivio de la sintomatología asociada a reflujo en pacientes con ERGE no erosiva que habían tenido una mala respuesta terapéutica a los IBP. Otras indicaciones, según el doctor Rodríguez-Téllez, son "el reflujo alcalino en gastrectomizados, pacientes con sonda nasogástrica, esófago de Barrett, síntomas ORL por reflujo, tratamiento con bifosfonatos y después de tratamientos endoscópicos", ha explicado. En el 52 por ciento de los casos de estudio se logró una desaparición completa de los síntomas.
La administración del fármaco es en sobres bebibles, que se toman después de cada comida o antes de acostarse, pero deben ajustarse alas neecsidades individuales de cada paciente.