Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMS convoca una reunión urgente con expertos para detener la propagación de la polio en Asia, África y Medio Oriente

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha convocado este lunes una reunión de emergencia con expertos para estudiar cómo detener la propagación del virus de la polio a través de las fronteras de Asia, África y Medio Oriente.
En este encuentro, la OMS va a solicitar a los especialistas de América del Norte, Europa y Asia asesoramiento para conocer si los actuales niveles de propagación del virus pueden constituir un problema internacional de salud pública.
Tras 14 años inactivo, el virus resurgió el pasado año en Siria, lo que provocó la puesta en marcha de una amplia campaña de vacunación en la región con el fin de evitar que se propagara a otros países, ya que la enfermedad invade el sistema nervioso y en pocas horas puede provocar una parálisis irreversible.
Además, uno de sus principales inconvenientes es que se transmite fácilmente entre los adultos y, más aún en el caso de los niños. Por ello, la OMS ha avisado de que mientras que un menor esté infectado por el virus de la polio, "todos los niños", residan en el país que residan, están en "riesgo" de contraerlo.
La única forma de prevenir esta enfermedad incurable es la vacuna, la cual se administra varias veces y protege a los niños de por vida, tal y como ha recordado el organismo.
Actualmente hay 10 países en alerta, de los cuales Afganistán, Pakistán y Nigeria se han convertido en regiones endémicas de la enfermedad, y el resto han tenido casos de nuevos contagios y de reinfectados. Además, en los tres primeros meses del año, temporada "baja" para la transmisión de este virus, se han producido tres nuevos casos de contagio.
Por este motivo, la OMS ha convocado a un grupo de expertos, reunidos en un comité de emergencia, para ofrecer asesoramiento sobre si se crea una alarma de salud pública internacional y sobre las recomendaciones temporales que se deben hacer para reducir el riesgo de contagio.