Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OMS apoya al Ministerio de Salud de Uganda para controlar el brote de Ébola producido en el país africano

Tras la aparición de un brote de Ébola en Uganda, las autoridades sanitarias de este país, encabezadas por el Ministerio de Salud, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) continúan en su lucha por controlar la situación. Hasta la fecha se han producido 20 casos de enfermos, de los cuales 14 ya han fallecido.
Así, la fiebre hemorrágica que ha hecho su aparición entre los habitantes del distrito de Kibaale comenzó a principios del mes pasado en una familia de la zona que ha perdido a nueve de sus miembros. Sin embargo, también han perecido un sanitario de una de las clínicas en las que se ha atendido a los pacientes y su hijo de apenas cuatro meses de edad.
Pero a pesar de ello, lo que más preocupa a la OMS es controlar el brote de Ébola en la zona, ya que aún hay dos pacientes hospitalizados que se encuentran estables. Éstos casos han sido detectados gracias a los síntomas de "fiebre, vómitos, diarrea y dolor abdominal" que presentaron en su ingreso médico, señalan desde la organización.
Para intentar frenar el auge de esta patología, se ha creado un grupo de trabajo que celebra reuniones diariamente y que investiga los posibles contactos que se han producido desde la aparición del primer caso. Además, los expertos mantienen que se ha puesto en alerta a los vecinos de la zona y se ha reforzado la vigilancia.
Por otro lado, la OMS informa que se ha habilitado en el hospital de Kibaale una sala de aislamiento para enfermos sospechosos de haberse contagiado con la enfermedad. A esta labor ha contribuido la delegación holandesa de Médicos Sin Fronteras, que "ha movilizado los recursos necesarios" para ello, explican.
En última instancia, el Ministerio de Salud de Uganda ha reiterado su consejo a la población de que tomen medidas "para evitar la propagación de la enfermedad y reportar cualquier caso sospechoso a la unidad de salud más cercana". En consecuencia, la OMS no recomienda restringir los viajes ni el comercio con este país africano.