Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ONG pide a Delegación del Gobierno en Madrid que prohíba una "manifestación nazi"

La Red Española de Inmigración ha presentado ante la Delegación del Gobierno en Madrid una petición para que se revise de oficio la autorización de una manifestación que tendrá lugar el próximo sábado en la capital promovida por 'Hogar Social Madrid', un grupo de ultraderecha. Afirman que es una marcha "nazi" y "contra las personas refugiadas".
La organización insta a las autoridades a impedir "que las esvásticas y otros iconos neonazis desfilen por las calles de Madrid" y advierten de la posibilidad de que se produzca "apología de los delitos de odio".
Afirman que de no prosperar esta solicitud, acudirán a los tribunales para conseguir la prohibición de la resolución administrativa que ha permitido convocar la manifestación para el próximo sábado.
Según ha informado este miércoles la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, el Hogar Social Madrid ha convocado una marcha entre la Plaza de España y la Plaza del Dos de Mayo bajo el lema 'Defiende España. Defiende a tu gente'.
La movilización se enmarca dentro de un homenaje al historiador y Dominique Venner, veterano historiador y activista de la extrema derecha francesa, que realizarán diferentes colectivos ultraderechistas también en Roma, Atenas y Budapest.
Se da la circunstancia de que una hora más tarde ha convocado una manifestación la plataforma 'Madrid para todas', apoyada por el Colectivo Antifascista y por tanto, de posición radicalmente contraria. Parte de la glorieta de Atocha a las 19 horas.
Bajo el lema '#MadridNoEsHogarDeNazis', su objetivo es manifestarse contra el racismo y toda clase de discriminación. Según fuentes policiales, se prevé la asistencia de unas 6.000 personas.
Dancausa ha asegurado que las fuerzas de seguridad vigilarán ambas marchas "poniendo los medios adecuados para que puedan discurrir con normalidad".
"Nosotros tratamos de evitar que confluyan en el mismo lugar, independiente de que sean de signo político contrario. Pero la capacidad de la Delegación está limitada porque el derecho de manifestación, que está muy protegido en la Constitución y por los jueces", ha apuntado.