Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ONG españolas celebran la nominación del cortometraje 'Aquel no era yo' en el "escaparate global" de los Oscar

Las ONG españolas que han participado en el cortometraje sobre los niños soldado 'Aquel no era yo', escrito y dirigido por Esteban Crespo, han celebrado su nominación en el "escaparate global" de los Premios Oscar 2014 en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción.
Según han explicado en un comunicado conjunto, las ONG --que han participado desde el comienzo en la difusión de este corto-- entienden que la nominación "contribuirá a la sensibilización y movilización de la sociedad internacional para el fin de la utilización de menores como soldado".
El corto se estrenó en febrero de 2012 en el cine Capitol de Madrid y contó con la participación de las ONG españolas Alboan, Amnistía Internacional, Entreculturas, Fundación el Compromiso y Save the Children, organizaciones que trabajan en España contra la utilización de menores como soldado.
Desde su estreno, el cortometraje ha recorrido numerosos festivales internacionales y nacionales donde ha sido ampliamente premiado, entre otros galardones, con el Goya 2013 a Mejor Cortometraje de Ficción.
"Este corto nació por el deseo de mostrar la dureza de una realidad, la de los niños y niñas soldado, y lo que muy pocas veces vemos, sus secuelas. Y, por otro lado, el deseo de homenajear la labor altruista y llena de ideales de las personas que arriesgan la vida por mejorar la de los demás", han señalado.
La temática que pone de manifiesto este cortometraje aparece representada en un contexto africano, pero la práctica de reclutar y alistar a menores como soldado es habitual en muchos países en conflicto. Según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, el reclutamiento y la utilización de niños y niñas soldado menores de 15 años constituye un crimen de guerra.