Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Obispo de Getafe dice que la retirada del anteproyecto de la ley del aborto es una claudicación del PP

El Obispo de Getafe, Joaquín María López de Andújar, ha asegurado en una carta pastoral que le llena de tristeza la decisión del Gobierno central de retirar el anteproyecto de la ley del aborto porque es una "claudicación" del Partido Popular.
Según el obispo, el primer compromiso para la estabilidad democrática de un país "es dar respuesta a los compromisos adquiridos con los votantes y cuando un partido no cumple lo que promete, o peor aún, cuando, después de tener un anteproyecto de ley para dar respuesta a un compromiso, lo retira por cálculos electoralistas, no hace sino sembrar decepción, desconfianza e indignación".
Asimismo, ha señalado que el Gobierno quiere justificar su decisión en la necesidad de buscar consenso, "pero esto no es más que una excusa, pues lo que debe hacer un Gobierno es garantizar el bien de los ciudadanos a los que sirve, aunque esto suponga un desgaste o levante críticas interesadas".
Además, ha recordado que "la ley actual, que se aprobó durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, no buscó ningún consenso y entonces hubo un consenso menor que en la actualidad".
En su opinión, la defensa de la vida humana es un principio básico para la convivencia y una sociedad que no respeta este principio está abocada al fracaso, ya que "con la retirada de este anteproyecto de ley va a seguir en vigor la anterior que permite e incluso considera como un derecho el aborto libre, sin supuestos de ningún tipo, hasta las catorce semanas de gestación, y permite el aborto hasta el día antes del parto cuando se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable en el momento del diagnóstico".
"Estoy seguro de que hay muchos parlamentarios y gobernantes, católicos y no católicos, que sienten verdadera repugnancia ante una realidad como ésta y a ellos me atrevo a pedirles que no antepongan las decisiones de sus partidos a lo que su conciencia les dice y que levanten su voz ante esta terrible matanza de tantos seres humanos inocentes (en España, 100.000 cada año)", ha agregado.
Por último, el obispo de Getafe ha dicho en su carta que hay que hacer más "para acompañar adecuadamente a las mujeres que se encuentran en situaciones muy duras, donde el aborto se les presenta como una rápida solución a sus profundas angustias".
"Hagamos oír nuestra voz en la defensa de la vida y no consintamos con nuestro silencio que una situación tan injusta como la que vivimos se instale en nuestra sociedad por la negligencia y la claudicación de nuestros gobernantes y legisladores", ha concluido.