Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obispos de Paraguay piden a los sacerdotes que difundan en las iglesias la campaña de prevención contra el Zika

Los Obispos de Paraguay han manifestado su preocupación ante el aumento de los casos de Dengue, Chikungunya y Zika y han exhortado a todos los sacerdotes a difundir en sus iglesias la campaña de prevención y control del Ministerio de Sanidad y de la Organización Mundial de la Salud.
"A los sacerdotes y agentes de pastoral les instamos a socializar, en el ámbito de su competencia, las orientaciones emitidas por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, y a concienciar a la feligresía sobre las actividades de limpieza para la eliminación de los criaderos del mosquito transmisor", han indicado en un comunicado.
Los obispos quieren comprometerse de este modo con el cuidado de la salud de los ciudadanos, convirtiéndose en "agentes multiplicadores de información pública".
El virus Zika, que se ha expandido rápidamente por Latinoamérica, se transmite a las personas a través de la picadura de mosquitos infectados del género Aedes, y sobre todo de Aedes aegypti en las regiones tropicales. Este mosquito es el mismo que transmite el dengue, la fiebre chikungunya y la fiebre amarilla.
La mejor protección contra el Zika es evitar las picaduras de los mosquitos, según explica la OMS. Para ello recomiendan utilizar repelentes de insectos, vestirse con ropa de colores claros que cubra el cuerpo, utilizar barreras físicas (pantallas protectoras, puertas y ventanas cerradas) y dormir con mosquiteras. También aconsejan vaciar, limpiar y cubrir los contenedores que puedan acumular agua, como cubos, macetas o neumáticos, para eliminar los posibles criaderos de los mosquitos.
Los síntomas de la enfermedad son fiebre leve y erupción cutánea,
acompañados en algunos casos de conjuntivitis, dolores musculares y articulares, y cansancio. Además, las autoridades sanitarias investigan el posible vínculo entre el virus de Zika en las embarazadas y la microcefalia en sus hijos.