Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Observador del Vaticano ante la ONU denuncia crímenes contra la humanidad en Siria

El observador de la misión permanente de la Santa Sede en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, monseñor Richard Gyhra, ha denunciado los crímenes contra la humanidad cometidos en Siria y ha pedido a la Comunidad Internacional que envíe más ayuda humanitaria.
"En Siria se están cometiendo crímenes contra la humanidad que quedan impunes, entre ellos ataques diarios contra la población civil", ha exclamado el diplomático del Vaticano en una sesión ante el organismo de la ONU esta semana dedicada al conflicto en Siria, que ha cumplido cinco años este mes, y donde han muerto más de 270 mil personas.
"Los recientes acontecimientos que están sucediendo en Siria parecen reforzar el sentimiento de abandono delante de una tragedia humana sin fin causada por la continuación del conflicto y el éxodo de los refugiados, el desprecio de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario", ha denunciado.
Según ha informado Radio Vaticano, Gyhra ha invitado a todas las partes a participar en el proceso de paz, que debe ser creada a partir de la "dimensión crucial" del respeto hacia una "sociedad plural" en la cual se reconozca "a las minorías étnicas, religiosas y lingüísticas" que deben tener "un lugar como miembros de pleno derecho en la sociedad y el Estado sirio".
"La supervivencia y el bienestar de estas minorías son la garantía de un Estado democrático, respetuoso de las diferencias", ha señalado Gyhra.