Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Oceana pide resolver los "graves problemas" de los tiburones de profundidad y "estrictas medidas de precaución"

La organización internacional de conservación marina Oceana ha advertido de que "hacen falta estrictas medidas de precaución" para proteger frente a la sobreexplotación a los tiburones de profundidad del Atlántico Nordeste y ha pedido resolver los "graves problemas" que padecen.
Según ha indicado en un comunicado, los científicos recomiendan que "siga sin permitirse la pesca del tiburón gata, el quelvacho negro y la lija negra, como se ha hecho en los últimos diez años".
"En menos de dos décadas, la elevada presión pesquera ha dejado a estas vulnerables especies en situación de agotamiento y siete años después de cerrar la pesca objetivo sigue sin haber señales de recuperación", ha afirmado la doctora Allison Perry, científica marina de Oceana, para después añadir que "la UE debe plantearse seriamente si de verdad está haciendo lo suficiente para conservar los tiburones de profundidad".
A juicio de Oceana, el riesgo de sobreexplotación es "particularmente alto" para los tiburones de profundidad porque "crecen muy lentamente, viven mucho tiempo y presentan bajas tasas reproductivas, lo que limita su potencial para recuperarse del agotamiento". Así, ha detallado que el quelvacho negro madura a los 35 años y puede vivir hasta 70.
"Pese a estos riesgos, se ha pescado mucho determinadas especies sobre todo por sus hígados, ricos en aceite y empleados en la fabricación de cosméticos, suplementos nutricionales y vacunas", ha concluido.