Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Once detenidos y siete denunciados durante los encierros y las corridas

Un toro de la ganadería extremeña de Jandilla arremete contra un mozo en la entrada al callejón de la plaza de toros de Pamplona durante el sexto encierro de los Sanfermines 2010. EFEtelecinco.es
Once personas han sido detenidas por la Policía Foral, y siete más denunciadas, durante los encierros y corridas de toros de estos pasados sanfermines, en los que los agentes han intervenido con 35 personas, la mayoría desalojadas de la Plaza de Toros.
Éste es el balance dado a conocer hoy por la Policía Foral, que ha reforzado durante las fiestas la vigilancia en los encierros y festejos de la Plaza de Toros "con el objetivo de incidir en el comportamiento de algunas personas que lanzan objetos y molestan a otros ciudadanos".
Las once personas detenidas, según el Gobierno de Navarra, lo han sido por alteración del orden público y desobediencia, mientras que, de las siete denunciadas, cinco han sido por lanzar objetos y líquidos a los espectadores y dos por tenencia de droga.
Además, se ha intervenido con un total de 35 personas, la mayoría de ellas desalojadas de la plaza, frente a las 65 del año pasado.
En concreto, el martes, 6 de julio, dos personas fueron denunciadas por tenencia de sustancias estupefacientes, mientras que el día 8 se expulsó de la Plaza de Toros a siete personas por arrojar objetos y se detuvo a otra por atentado y resistencia.
Al día siguiente, viernes 9 de julio, se produjo una pelea en la Andanada 13 de la Plaza y la Policía Foral identificó a cinco ciudadanos franceses que fueron expulsados del coso taurino. Otra pelea en el exterior de la Plaza de Toros con tres implicados se saldó con la detención de uno de ellos por desobediencia y resistencia grave.
El sábado, día 10 de julio, se denunció a dos personas por arrojar objetos al ruedo durante el encierro y, por la tarde, otra persona fue expulsada de la corrida y denunciada por arrojar un cubo desde la andanada al tendido. Otra más fue amonestada por arrojar objetos al ruedo.
Además, en el encierro del día 11 de julio se identificó a dos personas por una pelea en la Plaza de Toros y se les expulsó. El lunes, 12 de julio, los agentes intervinieron con otras dos personas por alteración del orden público durante la corrida de toros.
El grueso de detenciones se produjo el martes, 13 de julio, cuando fueron arrestadas nueve personas en la hora del encierro por alteración del orden público, desobediencia y resistencia. Por la tarde, en la corrida de toros se amonestó a otra persona por lanzar objetos al ruedo y se expulsó a dos de la Plaza de Toros por una pelea.
Dicha fuente ha recordado que, en el caso de alteración del orden público, la amonestación viene recogida en la Ley Orgánica 1/92 de Seguridad Ciudadana, que fija multas de hasta 330 euros, y para el caso de arrojar objetos, el reglamento taurino establece sanciones entre los 300 y los 6.000 euros.