Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aumentan los desprendimientos que afectan a unas viviendas en Ondarroa

No hay buenas expectativas para los vecinos de Ondarroa. La ladera no deja de ceder, amenaza sus casas y, de momento, hasta que  no paren los corrimientos, los técnicos no pueden actuar y ofrecen  de momento desbrozar la parte alta del monte para retirar peso. Mientras, 180 familias siguen desalojadas. Salieron con los puesto y ahora viven recogidos en casas de parientes y amigos. Ahora, el ayuntamiento vizcaíno les busca vivienda  en Ondarroa y municipios cercanos. La zona sigue acordonada y  es peligrosa. Los derrumbamientos pueden sucederse en  cualquier momento y amenazan con echar abajo los bloques de edificios.