Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El uso de 'Opdivo' (BMS) logra mejorar la supervivencia frente al carcinoma de células renales

Nuevos datos han demostrado que el uso de nivolumab, inmunoterapia de Bristol-Myers Squibb (BMS) comercializada como 'Opdivo', puede mejorar la supervivencia global y la calidad de vida de los pacientes con carcinoma de células renales avanzados que han sido previamente tratados.
Así se desprende de los datos presentados en el último Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, en sus siglas en inglés) que se celebra en Chicago (Estados Unidos), donde se vio que el 38 por ciento de los pacientes estaban vivos a los cuatro años y el 34 por ciento de los pacientes estaban vivos a los cinco años.
Asimismo, en otro estudio en el que la supervivencia global fue un objetivo secundario se vio que el 29 por ciento de los pacientes estaban vivos a los cuatro años, con un perfil de seguridad en ambos casos consistente con los ensayos publicados previamente, sin nuevos efectos adversos identificados después de más de cuatro años de seguimiento.
Históricamente las tasas de supervivencia a los cinco años en pacientes diagnosticados de cáncer renal avanzado han sido menores del 12 por ciento, según ha destacado Bernard Escudier, director del Comité de Oncología Genitourinaria del Institut Gustave Roussy de Villejuif (Francia).
Por otro lado, también se presentaron análisis adicionales de los datos de calidad de vida de usar este fármaco en pacientes que recibieron tratamiento antiangiogénico previo, en comparación con everolimus.
En este caso, el 55,4 por ciento de los pacientes tratados con nivolumab experimentaron una mejoría clínicamente significativa en los síntomas relacionados con la enfermedad, frente al 36,7 por ciento de los pacientes tratados con everolimus.
COMBINACIÓN CON 'YERVOY' EN MELANOMA
Asimismo, también se han presentado los resultados de dos ensayos que evalúan el régimen de la combinación de nivolumab e ipilimumab, comercializado por la misma farmacéutica como 'Yervoy', en el melanoma avanzado.
En el ensayo de registro de un estudio en fase 3, con un seguimiento mínimo de 18 meses, se vio que ambos fármacos juntos logran un beneficio clínico continuado con una reducción del 58 por ciento del riesgo de progresión de la enfermedad frente a la monoterapia con ipilimumab, mientras que la monoterapia con nivolumab demostró un 45 por ciento de reducción del riesgo frente a ipilimumab solo.
Se observaron también respuestas duraderas con el régimen de la combinación en un subgrupo de pacientes que discontinuaron tratamiento como consecuencia de acontecimientos adversos relacionados y los resultados parecieron coherentes con los de la población de pacientes aleatorizada global, de acuerdo con un análisis post-hoc de otro ensayo de fase 2.
En este subgrupo de pacientes, la tasa de respuestas objetivas fue del 66 por ciento y el 20 por ciento alcanzaron una respuesta completa, con un seguimiento mínimo de dos años. A los dos años, la mediana de duración de la respuesta no se alcanzó y el 74 por ciento siguen en respuesta.