Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP y C's acusan al Govern de "coaccionar" a directores de escuela y Ortega lo niega

De Gispert desaloja a seis personas del público tras un tenso debate
PP y C's han cargado este miércoles contra el Govern por "coaccionar" a directores de escuelas para que colaboren con el dispositivo previsto para el proceso participativo del 9 de noviembre que impulsa el Ejecutivo en sustitución de la consulta de autodeterminación suspendida por el Tribunal Constitucional (TC).
En sendas interpelaciones a la vicepresidenta, Joana Ortega, los diputados María José García Cuevas (PP) y Carlos Carrizosa (C's) han acusado al Govern de poner en riesgo a los funcionarios que trabajan en los colegios al presionarles para que participen del 9N sin emitir una orden escrita que les ampare.
Tanto Cuevas como Carrizosa han reprochado al Ejecutivo que revista de voluntarismo esta actuación mientras presiona a los directores de los centros: "La astucia es que sean otros que dependen de ustedes los que se arriesguen a cometer irregularidades", según la popular.
Cuevas ha acusado al Govern de elaborar una "lista negra de directores" según su ideología, y asegura que algunos han sido felicitados por colaborar con el 9N, mientras que a otros se les pregunta por qué no colaboran.
"Saquen ustedes algún tipo de norma, amparen a los funcionarios, impartan normas por escrito, y de esta forma los funcionarios no serán utilizados como si fueran de su propiedad, como si fueran esclavos de la antigua Roma", ha abundado Carrizosa.
Ortega ha replicado a ambos que la administración educativa como tal no participa en este proceso y que quienes lo hagan lo harán de forma voluntaria, y ha negado que el Ejecutivo catalán esté presionando a directores de centro y elaborando 'listas negras'.
DESALOJO EN EL PÚBLICO
El debate ha estado protagonizado por la tensión y las continuas interrupciones entre unos y otros grupos, y la presidenta del Parlament, Núria De Gispert, ha llamado la atención dos veces a seis mienbros del público por aplaudir tras las intervenciones de PP y C's.
Tras la última intervención de Cuevas y ante un nuevo aplauso por parte del público, la presidenta ha pedido a los seis que saliesen del hemiciclo, algo que han hecho entre gritos contra la consulta del 9N e incluso uno de ellos alzando el brazo.
Uno de los seis que han sido expulsados de la cámara, Miguel Bosch, ha explicado que pertenece al Movimiento Cívico 12O y ha lamentado que no haya podido exhibir una pancarta en defensa de la educación.
Bosch ha asegurado que había ido al pleno como ciudadano sin querer revelar qué grupo le había invitado, ha arremetido contra el proceso y el 9N, y, en declaraciones a los periodistas, ha cuestionado el modelo de inmersión lingüística y la "falta de libertades" en Cataluña.