Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP rechaza que Mato explique por qué el Consejo de Participación de la Mujer no ha sido preguntado sobre la ley

El PP ha rechazado la petición del Grupo Socialista para que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, comparezca en la Comisión de Igualdad del Congreso para informar de las razones por las que el Gobierno no ha remitido al Consejo de Participación de la Mujer el anteproyecto de ley de reforma del Aborto.
Igualmente, los socialistas querían que la titular de Sanidad y Servicios Sociales explicara qué trámites e informes piensa someter a la nueva regulación, después de conocer que el Gobierno ha remitido a las comunidades autónomas y a una treintena de organizaciones sociales e instituciones el citado anteproyecto, dentro de la fase de consultas en la que se encuentra ahora y para que éstas emitan su opinión sobre la reforma.
La responsable del PP de Igualdad, Sandra Moneo, ha afirmado que el Grupo Socialista ha vuelto a sorprender al traer esta iniciativa de comparecencia urgente dado que el Consejo es un órgano consultivo, creado con la Ley de Igualdad de 2007, y que en 2011 tuvo su primera reunión con el Gobierno socialista.
"Resulta evidente que la reforma que plantearon no obtuvo informe del Consejo de Participación de la Mujer, es más, se puede creer que esperaron a que se aprobara la ley para mantener la primera reunión del organismo", ha avisado Moneo.
Es más, ha asegurado que las organizaciones de mujeres que lo conforman emitieron un escrito opinativo sobre la reforma en una reciente reunión de este órgano. "Las organizaciones de mujeres han tenido su oportunidad de informar sobre su opinión en una reunión que mantuvo el Consejo. No creo que ninguna de ellas sean sospechosas para ustedes", ha indicado.
En este punto, ha recordado que el anteproyecto de ley se encuentra en fase de consultas y está siendo evaluado por una treintena de organizaciones e instituciones públicas.
"No nos da miedo el debate, no somos como ustedes y creemos que las aportaciones perfeccionarán el texto de la ley. Lo hicieron hace cinco años al ignorar los informes del Consejo Fiscal y del Consejo de Estado, rompiendo acuerdos en el ámbito sanitario, que se gestó al margen del CISNS y del SNS. La única verdad de lo ocurrido es que no quieren debatir sobre el aborto y se desmonten todos sus argumentos y se esconden bajo un feminismo trasnochado", ha sentenciado la responsable de Igualdad del PP.
Por su parte, la portavoz de Igualdad el PSOE en el Congreso, Carmen Montón, ha preguntado a los diputados 'populares' presentes qué le parece la memoria de impacto normativo que acompaña al anteproyecto de ley del Aborto y que refleja que la nueva normativa favorecerá el impulso económico de España, que ya adelantó Europa Press.
"¿Piensan que engañan a alguien? Ya lo ha dicho la OMS, que al limitar el derecho se crea un problema de salud pública, aunque no quiero malgastar ningún minuto más en esta broma macabra", ha sentenciado Montón.
Es más, ha criticado que mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha prometido legislar sobre el asunto "con sensibilidad y delicadeza", no se está permitiendo una opinión formal del movimiento asociativo de las mujeres sobre un asunto que les afecta directamente.
Por su parte, Rosa Díez, ha anunciado el voto positivo a esta solicitud de comparecencia porque no entiende por qué ningún ministro competente en la materia quiere venir al Congreso a hablar sobre el anteproyecto de ley.
A juicio de Llamazares, es una "ley medieval" que no es de plazos, sino una ley de indicaciones restrictiva y que viene del "dogma creacionista" que sólo sustenta el 'tea party' en Estados Unidos.
En su exposición, ha denunciado que el Gobierno le ha negado la recepción de los informes preceptivos para llevar a cabo este anteproyecto de ley, así como los correspondientes a la normativa de 2010. "Es una ley medieval y reaccionaria que estoy seguro de que no va a pasar", ha sentenciado.