Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP rechaza que Mato comparezca en el Congreso porque "no es competente" para exponer la reforma de la ley

El Grupo Parlamentario Popular ha rechazado este martes en la reunión de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados que la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, comparezca de forma urgente en periodo extraordinario para hablar de la reforma de la ley del aborto, ya que, en su opinión, "no es competente" en la materia.
Así lo ha explicado la vocal 'popular' Dolors Montserrat, en respuesta a la solicitud de comparecencia urgente presentada por el Grupo Socialista. Según ha explicado, ya en la pasada Legislatura el Grupo Popular defendió que los asuntos relacionados con el aborto se discutieran en la Comisión parlamentaria de Justicia, postura con la que ahora la formación quiere mantener "coherencia".
"Estimamos que no es competente la ministra de Sanidad ni su departamento para comparecer, sino que es una cuestión que compete directamente al ministro de Justicia", ha señalado, para incidir en que debe ser Alberto Ruiz-Gallardón "quien pilote la reforma".
Con todo, la comparecencia no sería procedente en cualquier caso porque, según ha dicho, "la Diputación Permanente debe atender asuntos que tienen una justificada urgencia que impide ser abordados en el periodo ordinario".
Además, ha argumentado que en este caso, "no existe ninguna iniciativa formal más allá del compromiso del ministro de Justicia de presentar un primer borrador antes de fines de año" y "ni siquiera hay un anteproyecto que haya sido tratado en Consejo de Ministros".
En cuanto a la reforma en sí, Montserrat ha asegurado que "el Gobierno no va a retroceder en la defensa de los derechos de la mujer y del concebido", va a apoyarse en la doctrina del Tribunal Constitucional para "buscar un sistema de garantías" ante conflicto entre ambos y va abordar "el derecho a la maternidad como una opción de la mujer, pensando en todas las mujeres, también las menores de edad, las migrantes y las discapacitadas".
Para el PSOE, sin embargo, sí ha lugar a la comparecencia de Mato. La portavoz del grupo parlamentario en la Comisión de Igualdad, Carmen Montón, considera que la ministra "no puede seguir escondida" ya que "es parte implicada doblemente, por responsable de igualdad y por responsable de Sanidad" y, por ello, "debe dar una respuesta y decir si está del lado de Gallardón o del lado de las mujeres".
En su opinión, "hasta la fecha está escondida huyendo del tema y permitiendo constantes agresiones verbales del ministro de justicia" contra los derechos de las mujeres, al anunciar puntos de la futura ley que para Montón revelan "irresponsabilidad, retroceso y revancha ideológica" en el proyecto del Ejecutivo.
"Será una ley de supuestos mucho más restrictiva que la de los años ochenta, donde el aborto pasará a ser un delito con pena de cárcel para las mujeres", ha vaticinado, para incidir en que el Gobierno "ha introducido falsos debates, perversos, hirientes, retorcidos, demagógicos e hipócritas, sobre el apoyo a la maternidad y la discapacidad" que justifican, a su parecer, que se produzca la comparecencia.
Sobre este asunto se han pronunciado también la portavoz de UPyD, Rosa Díez, quien apoya todas las solicitudes de comparecencia de ministros porque considera que "este Gobierno está muy escondido", y el vocal del grupo IU, ICV-EUiA, CHA; Gaspar Llamazares, para quien existen dudas sobre si debe comparecer Mato, Gallardón o ambos a la vez para ofrecer los pormenores de la reforma.
Para el diputado de Izquierda Plural, la ministra "debe explicarse", especialmente por "la evolución de la posición política de los ministros" con respecto al aborto. Según ha dicho, después de las elecciones se hablaba de reforma para proteger a las menores, después de un mes el argumento "era sustituir plazos por indicaciones" y, en los últimos tiempos "se habla de una profunda modificación, ni siquiera ya para un sistema de supuestos".