Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP evita que el presidente de RTVE explique en el Congreso los nombramientos y ceses acometidos en la corporación

El presidente de la corporación RTVE, Leopoldo González Echenique, no tendrá que comparecer en periodo extraordinario en el Congreso de los Diputados para explicar los nombramientos y ceses que se han llevado a cabo durante el verano tanto en Radio Nacional de España como en Televisión Española, ya que el Grupo Parlamentario Popular ha rechazado este martes la propuesta en la reunión de la Diputación Permanente.
En concreto, el PSOE quería que Echenique explicase, en el apartado de los ceses, lo que consideran la "defenestración injusta e injustificada de grandes conductores de radio y televisión que estaban cosechando notabilísimos éxitos" y, en cuanto a los nombramientos, "la procedencia de los nuevos conductores de medios de comunicación de conocida adscripción ideológica al PP".
Así lo ha explicado el vocal socialista Ramón Jáuregui, quien ha destacado que "los españoles ya se habían acostumbrado a unos telediarios objetivos y neutrales" y "ya se está notando, ya se intuye que se va a banalizar la información". "¿Por qué se ha quitado a este conjunto de personas que hacían un buen trabajo y cómo cree que van a interpretar estos cambios los ciudadanos?", ha planteado.
Para el portavoz 'popular', Teófilo De Luis, esta demanda socialista "es una iniciativa típica de oposición que trata de politizar una situación totalmente normal cuando se cambia la cúpula de un conjunto de empresas", "se ajustan" a la legislación que regula la corporación y "son coherentes con una nueva dirección del grupo".
En cuanto a las personas afectadas, el diputado ha incidido en que "los perfiles profesionales, tanto de cesados como nombrados, son incuestionables". "No tengo ninguna queja respecto de la objetividad con la que ellos han realizado sus funciones. Los criterios han sido profesionales", ha añadido.
Por otra parte, ha planteado que "sería muy bueno" que la comisión parlamentaria del ramo "echara una mano a la dirección del grupo de comunicación" ya que la legislación vigente establece objetivos a su juicio "muy ambiciosos", como promover la cohesión del territorio o proyectar la imagen de España en el exterior "muy importantes en este momento".
"La Comisión de control parlamentario de la corporación haría una gran aportación si realmente contribuyera a que la corporación en un momento de dificultades económicas como este pudiera alcanzar notablemente sus objetivos", ha apostillado.