Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PP pide la comparecencia de Sánchez Rubio para explicar la evolución de la gripe A "sin alarmismos"

El Partido Popular andaluz ha pedido este lunes la comparecencia en el Parlamento de la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta, María José Sánchez Rubio, con la intención de que dé cuenta en la Cámara andaluza de la evolución de la gripe A en la comunidad "sin alarmismos", así como de los cambios que esté llevando a cabo en su departamento y, concretamente, en el Servicio Andaluz de Salud (SAS) en un momento tan "inadecuado" como el actual, con las urgencias "colapsadas" por la incidencia de este virus.
Así lo ha anunciado en rueda de prensa la vicesecretaria de Organización y portavoz en asuntos sanitarios del PP-A, Ana Corredera, quien ha demandado a la consejera información clara y precisa de la incidencia de la gripe en la comunidad, de su evolución, de las campañas informativas puestas en marcha para prevenirla y de los refuerzos sanitarios y profesionales llevados a cabo.
Tras advertir de que el PP-A no quiere "crear ningún tipo de alarma social" con esta petición, la 'popular' sí que ha considerado que la planificación de Sánchez Rubio "deja mucho que desear" en este asunto y ha criticado que el "momento álgido de la gripe" coincida con unos cambios en el personal directivo del SAS que "no es razonable" ni en tiempo ni en forma.
"Algo no cuadra: la falta de planificación y el desencanto generalizado de los profesionales se están produciendo en el momento menos oportuno, con las urgencias colapsadas tal y como ha reconocido la propia Susana Díaz", ha recalcado.
En este contexto, Corredera ha pedido a la presidenta de la Junta que deje de utilizar la sanidad como "arma arrojadiza", sobre todo, cuando "es tan fácil de desenmascarar al Gobierno andaluz, que no paga a sus proveedores ni a los laboratorios hasta que llega el Gobierno de Mariano Rajoy con su Plan de Pago a Proveedores", o que sigue en 2014 haciendo "recortazos" en materia sanitaria y asistencial saltándose así "todas las líneas rojas" que dijeron que no pasarían.
Además de señalar que la Junta de Andalucía "ha renunciado a las infraestructuras" sanitarias en este ejercicio, la portavoz de Salud del PP-A también ha puesto el acento en la falta de ejecución presupuestaria, ya que, según datos de la Oficina Presupuestaria de la Administración autonómica a fecha de 1 de diciembre de 2013, "sólo se han ejecutado en 41 por ciento de las inversiones previstas" en sanidad.
Por todo ello, ha vuelto a reclamar explicaciones a la consejera del ramo y ha exigido datos sobre la incidencia de la gripe A en la comunidad y sobre los porqués de las dimisiones y ceses de los últimos días en el SAS; entre ellos, los del gerente José Luis Gutiérrez y del director gerente de los hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena de Sevilla, Francisco Torrubia.
"FALSA SENSIBILIDAD"
Al hilo de ello, Corredera también se ha referido a la "falsa preocupación y falsa sensibilidad" que, en su opinión, practica el Gobierno andaluz de PSOE-A e IULV-CA, a los que ha acusado de "arrastrar a una situación insostenible" a los andaluces por culpa de su "parálisis e inmovilismo" al frente del Ejecutivo autonómico.
Frente a ello, ha dicho que "ha llegado el momento de actuar firmemente" y ha exigido a Díaz que "tome el toro por los cuernos", dé un "golpe de timón" y "cambie radicalmente su gestión" para que Andalucía pueda salir de la crisis al mismo tiempo que el resto de comunidades y para que "los parados y los jóvenes de la comunidad tengan esperanzas de futuro".
Tras pedirle que se olvide de "intereses partidistas" y de "titulares y fotos" en la prensa, ha recordado a la socialista que "Andalucía necesita a una presidenta a tiempo completo" y a un gobierno que "no esté instalado como el bipartito en políticas de marketing".