Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PP cuestiona que el Govern no pague la dependencia y quiera atender a los inmigrantes que no pagan

Alfonso Alonso recuerda que la ley vigente dice que los 'sin papeles' deben abandonar el país
El portavoz del PP en el Congreso, Alfono Alonso ,ha criticado que los gobiernos catalán y andaluz hayan dicho que "pueden atender a cualquier extranjero esté en situación legal o ilegal en España de forma gratuita pero no pueden atender a asociaciones que cuidan de la gente con discapacidad porque no tienen dinero".
"Esto no es un planteamiento presentable, no es un planteamiento serio", ha censurado, en una entrevista de Europa Press.
Pese a ello, Alonso ha reconocido que si el debate se plantea desde un punto de vista "serio" es "evidente" que la sanidad pública tiene un coste que pagan "todos los españoles". "No veo cómo se puede justificar que un extranjero que está en situación irregular no pague y todos los españoles paguen. Eso no responde a ninguna lógica", ha argumentado.
El portavoz del PP en el Congreso ha insistido en que el Gobierno está buscando "una alternativa razonable" a esta situación y el debate "no debería complicarse con otras fórmulas que son mucho más demagógicas".
Además, respecto a la posibilidad de que los inmigrantes irregulares paguen 700 euros anuales para recibir prestación sanitaria, ha recordado que siempre hay que tener en cuenta "la capacidad" del sistema de salud español.
"¿Dónde está el límite?", ha preguntado recordando que a través de esta vía se ofrece una posibilidad que no está abierta en otros sistemas. Además, ha recordado que los menores, las mujeres embarazadas, las urgencias o los pacientes crónicos seguirán siendo atendidos.
"Y eso se paga con la solidaridad de todos los españoles", ha remarcado antes de advertir de que, en ocasiones, ni siquiera se tiene la garantía de que residan en España. "Hay algunos que ni siquiera sabemos si viven en España. Esto son situaciones que se dan, de personas que se empadronan en nuestro país, no viven en nuestro país y reciben prestación aquí. Esto no puede ser", ha defendido.
LEY DE EXTRANJERÍA
Alonso ha dejado claro que la Ley de Extranjería establece que los inmigrantes irregulares tienen que abandonar el país y ha avisado de que no cumplir con la legislación vigente "trae problemas".
"Naturalmente aquellos extranjeros que están en situación irregular en nuestro país y no tienen capacidad de regularizar su situación no pueden permanecer aquí", ha defendido.
Ha insistido en que la salida del país de los inmigrantes en situación irregular no es un postulado que se pueda defender o no, sino que así lo establece la ley: "Si no, no seremos nunca un país serio, creíble y solvente", ha subrayado calificando de obviedad esta afirmación.
El dirigente popular ha lamentado que durante muchos años se haya permitido esta inmigración irregular, algo que genera "todos los problemas" que sin embargo no crean quienes se trasladan a España de forma legal y permanecen en el país "en la misma situación que los ciudadanos españoles".
"La bolsa de inmigrantes ilegales se ha ido alimentando a lo largo de los últimos años porque no se ha aplicado la ley. Y no aplicar la ley siempre trae problemas --ha insistido--. Es evidente y la ley dice que los extranjeros en situación irregular no pueden estar en España".
En este contexto ha enmarcado la decisión del Gobierno de retirar la tarjeta sanitaria a partir de septiembre a los extranjeros ilegales, ya que si España quiere mantener su actual sistema sanitario debe ser "muy seria" en la gestión económica del servicio.
Sin embargo, ha garantizado que España es "un país civilizado" en el que "nunca se ha dejado de atender a nadie" y donde "siempre se presta atención sanitaria a todo el mundo".
"Cuando una persona tiene un problema lo primero que se hace es atenderle y después ya se ve cuál es su situación", ha remarcado antes de recordar que hay países "vecinos" de la Unión Europea donde "primero cobran y luego atienden".