Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSOE y Equo se comprometen en el Congreso a no reabrir la central en cuanto cambie el Gobierno

La secretaria de Cambio Climático y Sostenibilidad del PSOE, Pilar Lucio, y el portavoz de Equo, Juan López de Uralde, se han comprometido este jueves en el Congreso de los Diputados a no reabrir la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) en cuanto cambie el Gobierno del Partido Popular.
Así, ambos han mantenido una primera toma de contacto en las dependencias socialistas de la Cámara Baja, una reunión que el líder de Equo podría mantener con otros portavoces en las próximas semanas, ante el compromiso del actual Ejecutivo de reabrir la instalación.
El portavoz de Equo, Juan López de Uralde, ha insistido en declaraciones a los medios en que la atómica burgalesa ha cumplido con su vida útil, está ya cerrada, es "peligrosa" y tiene problemas de seguridad "graves", aparte de que no tiene resuelto el problema de los residuos radioactivos, del agrietamiento de la vasija, está "obsoleta", además de ser "gemela" del reactor número uno de Fukushima.
Según recuerda Uralde, la Ley de Seguridad Nuclear establece que una instalación atómica "en ningún caso" puede ponerse en marcha antes de tres años.
"Se trabaja en un consenso político para que en el caso de que en 2015 el PP no repita en el Gobierno el nuevo gobierno esté comprometido a no reabrir Garoña. Es una irresponsabilidad ponerla en marcha", ha insistido.
El líder de Equo entiende que el CSN lleva "bastantes años" trabajando para los intereses de la industria nuclear y no por el interés de la ciudadanía y el medio ambiente.
EL PSOE SE COMPROMETIÓ A CERRARLA
Por su parte, la secretaria de Medio Ambiente del PSOE, Pilar Lucio, ha recordado que fue el anterior Ejecutivo socialista el que decidió cerrar Garoña y por eso los socialistas siguen haciendo iniciativas hacia un modelo de transición energética.
"La reunión es para ir aunando voluntades y en este caso con Equo para seguir adelante en esta trayectoria que ya se inició", ha remarcado.
Sobre si sería una irresponsabilidad reabrir Garoña, Lucio ha subrayado que "completamente" y ha recalcado que coincide con el voto particular de Cristina Narbona al respecto.
"No estamos de acuerdo con esa reapertura. Está ya cerrada y seguimos con el mismo horizonte, que tenga una vida útil de 40 años y después proceder al cierre definitivo de cada uno de los reactores que hay en este país", ha remarcado.