Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE riojano afirma que el pago de sanidad a irregulares es reprobable éticamente pero además es "ineficaz"

Los secretarios de Salud e Inmigración del PSOE de La Rioja, Julián Olagaray y María del Carmen Fernández, han afirmado que la medida de cobrar a los inmigrantes sin papeles la atención sanitaria es reprobable "éticamente" pero también es "ineficaz" desde el punto de vista económico, porque este colectivo supone una "cifra muy pequeña".
En comparecencia de prensa, han señalado que "no encontramos ante un avance, una profundización del modelo aseguramiento, que nos aleja de uno de los principales logros que la sociedad española ha conseguido en su etapa democrática como es la universalización de la sanidad".
Han recordado que en abril el Gobierno de España aprobó un Real Decreto de reforma sanitaria, si bien los socialistas la han calificado de "contrarreforma", ya que por medio de la aprobación de la norma "se establecieron medidas regresivas en el Sistema Nacional de Salud que afectó de manera conjunta a la sociedad española".
"RUPTURA DE UN MODELO"
"El copago farmacéutico, el sanitario y la ruptura de un modelo de asistencia sanitaria instaurada en 1986, y que establecía el carácter de universalidad", son algunas de las medidas recogidas por el Real Decreto que han sido criticadas por Olagaray.
El secretario de Salud del PSOE riojano ha señalado que "bajo la cobertura de ese infame Real Decreto, se deja al margen a partir del 1 de septiembre, a personas sin la tarjeta sanitaria en vigor, con una serie de excepciones como embarazadas o menores de 18 años".
Por ello, ha mostrado su "rechazo a esta medida urdida por el Gobierno de España y cómplices de las Comunidades Autónomas, entre ellos el de La Rioja". Es una iniciativa "carente de criterio ético" pero además es "ineficaz" desde el punto de vista económico, ya que "suponen una cifra pequeña, formada principalmente por gente joven".
Para Olagaray, la medida del Gobierno central supondrá "colapsar" las Urgencias, dado que allí si que podrán ser atendidos, al tiempo que ha alertado que se puede dar un "problema de salud pública", dado que "puede haber personas llegadas de otros países que tengan enfermedades infecciosas transmisibles entre personas, que puede suponer un riesgos".
"La exclusión de los más empobrecidos del sistema sanitario, el copago farmacéutico y el sanitario, la constante degradación de la sanidad pública con recortes y externalizaciones de servicios, son pasos firmes y decididos hacia la privatización de la sanidad", ha añadido el secretario de Salud del PSOE.
"INJUSTO"
Por su parte, Fernández ha criticado la vía de copago o financiación que también ha acordado el Ejecutivo, "como si la Seguridad Social fuera una aseguradora". Para ello establece un pago de 710 euros a inmigrantes menores de 65 años y 1.864 euros a mayores de 65 años, algo que "es injusto y un grave atentado a las personas más vulnerables de la sociedad".
La secretaria de Inmigración del PSOE ha señalado que "se intenta culpabilizarles de una crisis que ellos no han provocado". Por ello, le reclama al Gobierno central que "deja a un lado ese carácter racista y xenófobo y asegure la prestación más allá de su origen".
Finalmente, Fernández ha exigido al Ejecutivo riojano que "se oponga a la aplicación de esos recortes que no supone un ahorro relevante, siendo además una medida injusta social".