Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Padres de alumnos lamentan tener que hacer de "policías" en la preinscripción escolar

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Catalunya (Fapac) y la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Escuelas Libres de Catalunya (Fapel) han rechazado tener que ejercer de "policías" durante el proceso de preinscripción escolar para evitar casos de fraude.
La Conselleria de Enseñanza de la Generalitat permitirá a las familias participantes de un mismo proceso de preinscripción acceder a los datos de las demás si sospechan de casos de fraude.
El presidente de Fapac, Àlex Castillo, ha afirmado en declaraciones a Europa Press que la resolución de irregularidades no debería dejarse en manos de las familias, lo que demuestra que "la administración se lava las manos y que es incapaz de garantizar un proceso de inscripción en igualdad de condiciones".
Ha añadido que la norma, que ve sorprendente, no supondrá grandes cambios, apenas un leve enrarecimiento en el ambiente escolar, y ha confiado en que pocas familias optarán por reclamar, ya que es un proceso que se realiza de forma limpia.
El presidente de Fapel, Josep Manuel Prats, ha señalado que la situación es propia de la "Inquisición", y ha hecho hincapié en que la Administración debería actuar antes para saber lo que quieren las familias, con el objetivo de que éstas puedan elegir el proyecto educativo de sus hijos y así facilitar el éxito escolar.
Asimismo, ha subrayado que la nueva medida se enmarca dentro de un "bucle de malas políticas", y ha mostrado su disconformidad ante el peso que tiene la zona de residencia a la hora de asignar una plaza, uno de los causantes del fraude escolar --al que ha considerado inadmisible--.