Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco y Benedicto XVI se estrechan la mano cariñosamente al comienzo de la misa de clausura del Sínodo

El Papa Francisco ha estrechado las manos de su predecesor, Benedicto XVI, cariñosamente al saludarlo al comienzo de la misa de clausura del Sínodo en la que ha sido beatificado el Papa Pablo VI.
Benedicto XVI ha aparecido en la Plaza de San Pedro, poco antes de que comenzara la ceremonia a la que han acudido además de los padres sinodales, los laicos y los matrimonios que han participado en la III Asamblea Extraordinaria del Sínodo, miles de fieles.
El pasado 28 de septiembre el Papa Francisco y Benedicto XVI se fundieron en un abrazo, durante la celebración de la misa por los ancianos. "Agradezco especialmente al papa emérito, Benedicto XVI, su presencia. Yo dije tantas veces que me gusta tanto que él viva en El Vaticano, porque es tener como un abuelo sabio en casa ¡Gracias!", proclamó el Papa Francisco en aquella ocasión, quien mostró su gratitud a su predecesor.