Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa Francisco alerta de que la mundanidad es "más sutil y peligrosa" que la apostasía

El Papa Francisco ha advertido durante su homilía de la misa matutina en la Casa Santa Marta de que la mundanidad --centrarse en las cosas del mundo-- es "más peligrosa" que la apostasía pues mientras esta última se ve "claramente", la primera es "más sutil".
"La apostasía es el pecado de la ruptura con el Señor pero es clara: la apostasía se ve claramente. La mundanidad es algo más peligroso porque es más sutil", ha precisado.
En este sentido, el Pontífice ha denunciado la peligrosidad de "vender" el regalo de ser hijo de Dios y de "dirigirse hacia la uniformidad mundana" y ha advertido de la "tentación" de olvidar la Palabra de Dios para seguir la que está "de moda".
"Esta es la tentación del pueblo, y también la nuestra. Tantas veces olvidamos la palabra de Dios, lo que dice el Señor y tomamos la palabra de moda, ¿no? También la de la telenovela de moda, tomamos esa, es más divertido", ha añadido.
El Papa ha puesto como ejemplo de esta tentación al pueblo judío del Antiguo Testamento que "no sólo no escucha la Palabra de Dios, sino que la rechaza" y busca "el camino de la mundanidad".
En cualquier caso, Francisco ha precisado que el cristiano tiene que ser "normal, como lo son las demás personas" pero ha insistido en que "hay valores que el cristiano no puede coger por sí mismo" pues debe llevar consigo la Palabra de Dios.
Al final de la misa, Francisco ha pedido la gracia para "superar los egoísmos" y, concretamente, "el egoísmo de querer hacer siempre como uno dice".