Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Papa Francisco: "El único privilegio ante Dios es no tener privilegios"

El Papa Francisco ha subrayado este domingo que para Dios "el único privilegio es no tener privilegios" y ha prevenido contra la tentación de mirar la religión como una intitución humana y "ponerse a negociar con Dios buscando el propio interés".
"El único privilegio a los ojos de Dios es no tener privilegios, no tener padrinos, estar abandonado en sus manos --ha insistido antes del rezo del ángelus dominical en el Vaticano--. La verdadra religión se trata de acoger la religicón de un Dios que es padre y que cuida hasta lo más insignificante a los ojos del hombre. En esto consiste el ministerio profético de Jesús".
El Pontífice ha interpretado así el pasaje del Evangelio correspondiente a este domingo y ha hecho hincapié en que el mensaje de Jesús anuncia que "ninguna condición humana puede ser motivo de exclusión del corazón del Padre", en línea con el mensaje de misericordia que el Papa pretende subrayar durante el año jubilar.
"Dios viene al encuentro de todos los hombres de todos los tiempos y lugares en la situación concreta en que se encuentren --ha explicado--. Siempre es Él quien da el primer paso. Viene a visitarnos con su misericordia, a levantarnos del polvo de nuestro pecado, viene a tendernos la mano para hacernos resurgir del abismo en el que nos hace caer nuestro orgullo y nos invita a acoger la consoladora verdad del Evangelio y a caminar por la vía del bien. Pero siempre es él quien viene a a buscarnos y a encontrarnos.
Tras el ángelus, Francisco ha recordado que este domingo se celebra el Día Mundial de los Enfermos de Lepra, una enfermedad que, según ha señalado, "está en retroceso pero todavía golpea a as personas más pobres y marginadas". El Papa ha pedido "mantener viva la solidaridad" con los "hermanos y hermanas" que padecen esta dolencia y ha asegurado "el sustento" a los laicos, monjas y sacerdotes que les asisten.
EL MENSAJE DE LOS NIÑOS
A continuación, después de saludar a los diversos grupos de peregrinos que han acudido a la Plaza de San Pedro para acompañar el Papa durante el rezo del ángelus. El Pontífice ha cedido el micrófono a dos niños del movimiento Acción Católica en Italia, que han acudido como parte de la comitiva llamada 'Caravana de la Paz'.
La niña responsable de leer el mensaje en nombre de sus compañeros ha agradecido al Papa "la oportunidad de descubrir el significado de la palabra misericordia, tan estrechamente ligada a la paz".
"Queremos la paz con todo el corazón y, por eso, sabemos que no podemos permanecer indiferentes cuando vemos niños como nosotros que viven en la guerra, que afrontan un largo viaje por mar en la esperanza de una vida mejor, o no tienen un tetto en la cabeza, o no son libres", ha asegurado.
Durante la lectura, le ha presentado al Papa una iniciativa que han llevado a cabo sus diócesis para recaudar fondos para los refugiados, con el objetivo de que su camino "sea un poco menos doloroso" y para "darles un poco de esperanza". Además, tras el mensaje, la asociación ha soltado varias decenas de globos de colores como un "mensaje de paz".
"Continúa guiando nuestro viaje, mientras nosotros rezamos por ti --le ha leído la niña al Papa--. Contigo como nuestro maquinistas nuestras maletas estarán llenas de cosas bellas y de confianza. Te queremos muchísimo", ha concluido.