Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa volverá a bautizar a varios bebés el próximo domingo en la Capilla Sixtina

El Papa bautizará el próximo domingo 10 enero en la Capilla Sixtina de la basílica de San Pedro a varios bebés con motivo de la celebración del bautismo de Jesús, según está previsto en el calendario de celebraciones pontificias publicado por la Oficina de prensa de la Santa Sede.
Será la tercera vez en su Pontificado que Francisco presida una misa bautismal, continuando así con la iniciativa iniciada por Juan Pablo II. La oficina de celebraciones de la Santa Sede no ha dado detalles de la identidad de la familia de los niños, pero en años anteriores la mayor parte eran hijos de funcionarios del Vaticano. Además, algunos de ellos eran hijos de parejas no casadas por la Iglesia católica o de madres solteras. Juan Pablo II inauguró esta tradición de bautizar niños en la Capilla Sixtina para recordar el bautismo de Jesús.
El pasado año, el Papa bautizó a 33 niños y pidió oraciones "para esas mamás, que lamentablemente son muchas, que no están en condiciones de darles de comer a sus hijos". "Recemos y tratemos de ayudar a estas madres", añadió.
Un año antes, en 2014, Francisco bautizó a 32 niños, entre los que estaba Giulia, una bebé de siete meses, cuyos padres eran una pareja italiana casada por lo civil. Ese año, también bautizó al hijo de una madre soltera, quien había pensado inicialmente abortar cuando su compañero la abandonó. Antes de renunciar a ello, había escrito una carta a Francisco. Durante la celebración, el Papa invitó a las madres a dar el pecho con tranquilidad a sus bebés. "Algunos llorarán porque están incómodos o tienen hambre. ¡Tranquilas! Dadles de comer, que hoy ellos son los protagonistas", exclamó entonces.