Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa recibe corderos bendecidos con cuya lana se confeccionarán los palios sagrados

El Papa Francisco ha recibido este martes los corderos con cuya lana serán confeccionados los palios sagrados, coincidiendo con la conmemoración de la fiesta de Santa Inés.
En latín cordero se dice "agnus" y de ahí procede el nombre femenino "Agnese", Inés. Por eso en la fiesta de santa Inés, cada 21 de enero, se celebra esta ceremonia en la que se presentan al Papa los corderos bendecidos en la basílica de Santa Inés de Roma, en la popular Piazza Navona.
El palio es una distinción de honor que visten el Papa y los arzobispos. Es una banda blanca de lana que se cuelga sobre los hombros, con seis cruces de seda negra bordadas longitudinalmente, que será impuesta por el Papa en la fiesta de San Pedro y San Pablo el próximo 29 de junio, a los nuevos arzobispos metropolitanos como un signo de su especial comunión con la Sede Apostólica.
Las encargadas de criar los corderos son las religiosas del convento romano de San Lorenzo, en Panisperna, y los encargados de dárselo al Papa los Canónigos Regulares de Letrán.