Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa afirma que los documentos y reuniones, como la de mañana, son necesarios pero no dan la vitalidad a la Iglesia

El Papa Francisco ha precisado que "la vitalidad de la Iglesia" no se consigue a través de documentos ni reuniones "para planificar y hacer bien las cosas" aunque ha admitido que son "necesarios", durante la Misa celebrada este lunes en la Casa Santa Marta, un día antes de su primer encuentro con el Consejo de ocho cardenales que le asesorará en el gobierno de la Iglesia y la reforma de la Curia.
Esta primera reunión se celebrará del 1 al 3 de octubre en la Biblioteca privada del departamento papal en la tercera logia del Palacio Apostólico vaticano. En ella, el Pontífice introducirá brevemente el encuentro y después se dedicará principalmente a escuchar las sugerencias, según ha indicado el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi.
Además, Lombardi ha explicado que en la reunión participarán sólo diez personas, es decir, el Papa Francisco, los ocho cardenales miembros del Consejo y el secretario del mismo.
Asimismo, el portavoz vaticano ha apuntado que los miembros han recogido información de los diferentes dicasterios vaticanos, así como diversos ámbitos eclesiales y que los documentos que se han presentado previos a esta reunión han sido alrededor de 80.
Lombardi ha reiterado que estos tres días serán "sólo una primera reunión" en la que los miembros presentarán información al Papa y quizá se fijen las prioridades y el camino para continuar el trabajo por lo que ha insistido que al término de este primer encuentro el Vaticano no espera presentar ningún comunicado final.