Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa pide a los obispos huir de la "hostil rigidez" y del "buenismo destructivo"

El Papa ha pedido a los obispos que huyan de la "hostil rigidez" y del "buenismo destructivo", tras la última sesión del Sínodo en la que han aprobado el documento final sobre la familia.
En un largo discurso, que ha sido recibido con una gran ovación, el Pontífice ha exigido a los obispos que estén atentos a no caer en la tentación de la "hostil rigidez" que, según ha explicado, es "cerrarse dentro de lo escrito" y como consecuencia no "dejarse sorprender por Dios".
Asimismo, les ha advertido de la tentación del "buenismo destructivo" que para Francisco consiste en dejarse llevar por un "misericordia engañosa que venda las heridas y las cura sin antes haberlas medicado; que trata los síntomas y no las causas y raíces". "Esta es la tentación de los "bienhechores", de los temerosos e incluso los llamados "progresistas y libertarios", ha expresado.
Además, ha proclamado que en esta asamblea no se ha puesto en entredicho la "verdad fundamental" del "sacramento del matrimonio: la indisolubilidad" al tiempo que ha afirmado que su papel como líder de la Iglesia Católica es el de "garantizar la unidad", tras los debates en los que se abordaron cuestiones como la acogida a los homosexuales o a los divorciados vueltos a casar.
En esta línea, el Papa ha dicho que la Iglesia Católica "no mira a la humanidad desde una torre de cristal para juzgar o clasificar a las personas".
Finalmente, ha recordado a los participantes en el Sínodo que su función es la de "recordar a los pastores que su primer deber es alimentar al rebaño (...) que el Señor les ha confiado y buscar acoger con paternidad y misericordia y sin falsos miedos a las ovejas descarriadas".