Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa reconoce que necesita "la presencia", "el consejo", "la prudencia" y "la experiencia" de los obispos

El Papa ha reconocido que necesita "la presencia", "el consejo", "la prudencia" y "la experiencia" de los obispos, al tiempo que ha agradecido su trabajo "generoso, asiduo y competente" en las reuniones sinodales.
En una carta fechada el 1 de abril dirigida secretario General del Sínodo de Obispos, cardenal Lorenzo Baldisseri, Francisco ha reconocido que gracias a las Asambleas sinodales, celebradas en presencia de obispos de todos los continentes, se han dado a conocer "las contribuciones esenciales en relación con los problemas y las actividades de la Iglesia en el mundo" y que han ayudado a "salvaguardar y mejorar la fe, con coraje, e integridad" y a "fortalecer la disciplina de la Iglesia".
Tras casi 50 años de la institución del Sínodo de Obispos, el Papa ha destacado la necesidad de acentuar "aún más la estrecha relación con todos los pastores de la Iglesia" y ha invitado a buscar "formas más profundas y auténticas" del ejercicio de la colegialidad sinodal para "realizar mejor la comunión eclesial" y promover su "inagotable misión".
Además, ha nombrado obispo al número dos del Sínodo de Obispos, al sacerdote Fabio Fabene.
--