Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa recuerda que ser obispo es "un servicio, no un honor" y ordena al español Miguel Ángel Ayuso

El Papa ha recordado que el "episcopado es un servicio, no un honor" durante la ceremonia de ordenación episcopal del español Miguel Ángel Ayuso, secretario del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, en la que también conferirá el título de obispo al americano Peter Wells, en la basílica de San Pedro.
"Sean servidores de todos, especialmente de los más grandes y de los más pequeños. De todos, pero siempre servidores, al servicio del pueblo de Dios", les ha exhortado Francisco.
Durante la homilía también ha incidido en que el obispo "debe ante todo vivir para los fieles", y no solamente "presidirlos" porque, según el mandato del Señor, "el que es mayor debe hacerse el más pequeño, y el que preside, debe servir humildemente".
Asimismo, ha señalado tareas a las cuales están llamados los ministros en el episcopado. "No se olviden que la primera tarea del obispo es la oración: esto lo ha dicho Pedro, el día de la elección de los siete diáconos. La segunda tarea, el anuncio de la Palabra. Luego viene lo demás. Pero el primero es la oración", ha comentado. "Si un obispo no reza, no podrá hacer nada", ha agregado.
Por otro lado, Francisco ha destacado en su homilía que el ministerio episcopal fue instituido por Cristo "para redimir a la humanidad", quien a su vez envió "a los doce apóstoles por el mundo, para que, llenos del Espíritu Santo, anunciaran el Evangelio, instruyeran y santificaran a todos los pueblos y los reunieran en un solo rebaño, bajo un único pastor y los guiaran a la salvación".
Por ello, el obispo de Roma ha recordado a los nuevos obispos "que han sido escogidos entre los seres humanos para servirles en las cosas de Dios".
Francisco nombró a Ayuso Guixot obispo titular de la diócesis de Luperciana el pasado 29 de enero. El sacerdote español nació en Sevilla el 17 de junio de 1952 y en 1980 tomó los votos perpetuos de los Misioneros Combonianos del Corazón de Jesús.
Fue ordenado sacerdote el 20 de septiembre de 1982, a lo largo de su vida profesional ha prestado servicios como misionero en Egipto y Sudán. Es licenciado en estudios árabes por el Pontificio Instituto de Estudios Árabes en Roma y doctor en Teología dogmática por la Universidad española de Granada. Benedicto XVI lo designó secretario del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso en junio de 2012.