Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Papa reprende a los cardenales que no dicen lo que piensan

Papa Franciscotelecinco.es

El Papa Francisco ha reprendido a los cardenales que el pasado mes de febrero no tuvieron el valor de decir lo que pensaban en el Consistorio Ordinario y ha pedido que se hable claro y que nadie diga "esto no se puede decir", en su discurso durante la primera sesión de trabajo del Sínodo de la Familia, que se extenderá hasta el próximo 19 de octubre.

"Después del último consistorio (febrero 2014) en el cuál se ha hablado de la familia, un cardenal me ha escrito diciendo: qué pena que algunos cardenales no hayan tenido el valor de decir algunas cosas por respeto al Papa, pensando que quizá pensaban alguna cosa diversa. Esto no está bien. Esto no es sinodalidad. Hay que decir todo con valentía y, al mismo tiempo, escuchar con humildad. Hacedlo con tranquilidad y paz", ha revelado el Pontífice.
El Sínodo reúne en el Vaticano a 191 obispos de los cinco continentes, 13 parejas de esposos y otros 62 participantes, entre los que hay 12 mujeres, para reflexionar sobre los "desafíos pastorales sobre la familia en el contexto de la evangelización", Francisco ha pedido que se hable "claro" y "con parresía", es decir con la libertad de decir todo y escuchar "con humildad".
SIN 'TUITS' PERO LIBRES DE HABLAR CON LA PRENSA
Por su parte, el secretario general del Sínodo de Obispos, cardenal Lorenzo Baldisseri, ha indicado a los 253 participantes del Sínodo que son "libres de hablar con la Prensa fuera del aula en todo momento y de todos los temas" pero ha pedido "no tuitear durante las reuniones".
Por otro lado, ha subrayado que una novedad del Sínodo consiste en la "Relatio Synodi", el documento que recoge la síntesis de los trabajos sinodales y que "será el punto de partida para la preparación de la segunda etapa del proceso sinodal en octubre 2015".
"Una vez aprobada por Asamblea, será entregada al Papa Francisco para que lo evalúe", ha comentado Baldisseri. Sobre la metodología ha explicado que cada sesión del Sínodo "se abrirá con una introducción del presidente delegado, seguida de testimonios de los oyentes".