Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

'Pirulo' deja a sus niños del Retiro

Luis Ortega Cruz, más conocido como 'Pirulo', permanece en el imaginario colectivo de todos los niños madrileños que desde 1942 intercambiaron con él cromos en el popular parque del Retiro, donde todos le conocían. Allí vendía golosinas y regalaba casi todo. A los 85 años de edad ha fallecido este hombre que, de verdad, se desvivía por los demás.
Madrileño, soltero y aquejado de una enfermedad pulmonar, ha fallecido en Arganda del Rey, en la residencia de ancianos en la que vivía. Aunque su vida transcurrió, casi por completo, en el Retiro, donde en 1938 comenzó a compartir su gran afición: los cromos. Fue su puesto de chucherías en el parque madrileño lo que le permitió acercarse a los niños, sin duda, sus mejores amigos. Con ellos intercambiaba sus mejores estampas.
Tan estrecha llegó a ser esa relación entre el viejo y los muchachos que desde 1988 estos le recuerdan con una placa en ese distrito: "A Pirulo, los niños de ayer, hoy y mañana", reza de forma eterna el cartel.
Aunque no debían ser los únicos en quererle, dado su generoso y desinteresado carácter. Denunció la situación de los famélicos de la capital a través de las páginas del diario 'Pueblo', desde las que contribuyó a combatir la penuria reinante; echó miles de manos al padre jesuita José María Llanos en sus actividades en el Pozo del Tío Raimundo y fomentó la recuperación de su parque del Retiro en los momentos de mayor decadencia.
MV