Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Habrá un Plan Funcional para Valdecilla tras resolver el contrato con las empresas de la Fase 3

Sáenz de Buruaga defiende la medida como única fórmula para cumplir plazos frente a la actitud "rebelde" de las empresas
El Gobierno de Cantabria elaborará un Plan Funcional que dé unidad y coordinación al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, tras haber decidido este jueves resolver el contrato con las empresas adjudicatarias de la Fase 3 de las obras del Plan Director del centro, iniciado tras el derrumbe de parte de su fachada en 1999.
Así lo ha anunciado la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, que ha defendido esta medida como la única fórmula posible para culminar las obras durante este legislatura, frente a los retrasos y la "paralización" que estaban sufriendo y de las que ha responsabilizado a la UTE formada por las empresas OHL, FCC y ASCAN, a quienes ha definido como con una actitud "rebelde".
Se trabajará en ese Plan Funcional durante los tres meses que dure el procedimiento de resolución del contrato, que debe llegar hasta el Consejo de Estado, para después proceder a iniciar uno nuevo, que se calcula que esté adjudicado en junio del año que viene.
Se optará por la fórmula la de la concesión, por concurso, y que incluye la financiación privada de la construcción y el equipamiento de la infraestructura, la gestión pública de los servicios sanitarios y la externalización de los servicios no asistenciales --como, ha precisado, ya se hace ahora, en áreas como lavandería o seguridad--, con el pago de un canon anual.
El Plan Funcional tendrá una vigencia de 25 años, y reflejará una concepción integral del espacio y un "redimensionamiento" del hospital a las nuevas necesidades asistenciales.
El sistema de la concesión permite además reducir el impacto sobre los presupuestos públicos, pues se paga, cuando se recibe la infraestructura, a través de un canon anual, cuyo importante se va reduciendo gracias a la externalización de los servicios que se decida, no asistenciales, de forma "similar" a la financiación estructurada.
En ese período de tres meses también se aprovecharía para avanzar en la construcción del aparcamiento y del anillo fundamental,
"CALLEJÓN SIN SALIDA"
Sáenz de Buruaga ha reiterado que la resolución del contrato es la "única fórmula posible" para terminar "de forma definitiva" Valdecilla en 2015, después del "callejón sin salida" en que se encontraban las obras del hospital.
Estas, con un importe de 119,5 millones de euros, cambios incluidos, habían sufrido inicialmente problemas de financiación, a los que, tras la inyección de dinero en los presupuestos, se sumaron las discrepancias con la UTE adjuicataria, "responsable de que se mantuvieran paradas las obras" y del incumplimiento de los plazos.
Tal y como ha detallado, de los 39 millones de euros que debía haber ejecutado la UTE este año, sólo se ha hecho 1,9, y y de los 56,7 millones en certificados de obra, sólo se ha hecho con 37,4.
Entre las consecuencias de esta decisión se encuentra que se podría pedir a la empresa la fianza y daños y perjuicios, pero también que en la reclamación ante el Estado de la financiación del sobrecoste de las obras habrá que determinar una nueva cantidad que incluya esta situación.
La consejera ha reivindicado una decisión "razonada y sensata" que busca la defensa del interés general, pero que será el "inicio de la verdadera y definitiva solución para Valdecilla", incidiendo en que la solución comenzó con un Gobierno del PP "y haremos todo lo que esté en nuestro alcance para que concluya" también con un Ejecutivo 'popular'.
La consejera ha precisado que a partir de ahora ya no se hablará de Fase 3 y de Fase 4, sino de la "fase definitiva", que incluirá ya la ordenación y la unidad, definida a través del Plan Funcional.