Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Plan International confía en que la emergencia de la OMS agilice la búsqueda de medicamentos contra el Zika

La ONG Plan International confía en que la declaración de emergencia de salud pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el virus Zika sirva para ayudar a movilizar a los expertos y "agilizar la búsqueda de medicamentos o una vacuna" para combatir la infección.
"Es muy importante coordinar todos los esfuerzos para acabar con este virus. Debemos reforzar las medidas de control y prevención y dar una respuesta rápida para evitar que esta enfermedad siga propagándose", advierte Concha López, directora de Plan International.
Plan International ya está actuando para dar respuesta a este brote implementando programas en 12 países de la región y está respondiendo en comunidades de algunos de los países afectados. Los esfuerzos de la organización se han centrado en la promoción de la salud pública y en las medidas de control contra el mosquito, como la difusión de información en radio u otros canales.
No obstante, ha apuntado la responsable de Comunicación del Plan, Carolina Herrero, "a medida que el virus Zika va creciendo se necesita un mayor esfuerzo para contener la propagación", de ahí la necesidad también de difundir información al respecto para que la gente tome conciencia y adopte medidas preventivas.
La organización humanitaria también está llevando a cabo talleres de capacitación para técnicos para implementar campañas de detección y eliminación de los lugres de cría de los mosquitos Aedes Aegypti, transmisor del virus.
Asimismo, está dando apoyo a la estrategia seguida por distintos gobiernos, como el de El Salvador, que luchan contra este virus sirviéndose de peces que se comen las larvas del mosquito que residen en aguas estancadas.